El noviazgo es ciego y el matrimonio oculista

heart-1377475_960_720Pues este dicho lo oí por primera vez hace muchísimos años y parece que me ha quedado grabado a fuego en mi mente porque es que bien pensado tiene mucho de verdad y además lo podemos aplicar a muchos aspectos de nuestras vidas. Por mi parte, yo lo voy a aplicar al mundo de la automoción porque creo que es lo que me está pasando a mí con los coches del grupo FCA (vamos, la Fiat de toda la vida).

Todos los que de una forma y otra me seguís en el blog os habréis percatado de cuántas entrada he hecho con relación a los coches italianos y a todos los que han pasado y siguen pasando por mi casa. También he escrito sobre ellos en mi colaboración con el blog MotorGiga o con la más reciente participación en el blog Pistonudos. Por último creo haber probado toda la gama de Alfa Romeo, Fiat y Lancia de los últimos 20 años. Pero es que además de ser un gran aficionado a los coches italianos, también soy cliente, y no un cliente cualquiera, sino que después de haber matriculado el Kappa, el Ypsilon, el Delta, el Punto, otro Punto, el Stilo, El Barchetta, el Freemont… me pregunto si el grupo FCA tiene muchos clientes particulares que hayan tenido esta flota de coches italianos.

2014-07-04Pero por otro lado, es que además de matricularlos, en mi casa nos mostramos fieles a la red oficial de talleres de las marcas italianas y a pesar de los años y kilómetros que ya tienen algunos de nuestros coches siguen manteniéndose y reparándose en exclusiva en la red oficial de acuerdo tanto con el mantenimiento programado previsto por el fabricante como para las pocas averías que ya empiezan a aparecer poco a poco, por que si hay algo que debemos decir en mi casa, es que el resultado que nos han dado y nos están dando los coches italianos es fabuloso y que en contra de lo que mucha gente sabe y opina, nuestros coches italianos pisan más bien poco el taller.

En estos momentos tenemos el ojo echado sobre dos modelos Fiat que servirían para sustituir a otros dos que se están haciendo viejitos. En este caso hablo de sustituir el Fiat Punto que uso yo a diario por un Fiat 500X y de jubilar el viejo Fiat Barchetta de 19 años por un Fiat 124 Spider. Pero claro, llegados a este punto y antes de hacer ningún tipo de desembolso económico me quiero hago una pregunta para la que no tengo ningún tipo de respuesta afirmativa: ¿qué hace Fiat para mantener a clientes como mi familia? Por que de la misma forma que en concesionarios siempre me han tratado de una forma tan profesional como amable, por parte de la empresa, pues la verdad es que dejan mucho de desear y os lo voy a detallar a partir de anécdotas reales y que me han pasado a mí, no que me las hayan contado o que les hayan sucedido a amigos de amigos… Como he dicho, que me hayan pasado a mí.

2011-04-03-2El primer “susto” lo llevé con el que yo considero como mi primer coche, un Lancia Kappa del año 95. Dejando de lado las reparaciones en garantía, este coche tenía tres defectos que resultaron ser endémicos y que sufrí durante los dieciséis años que el coche estuvo en casa. Por un lado, los plafones de ambas luces de matrícula se rajaban solos a los pocos meses de cambiarlas. Un misterio que nunca nadie supo ni solucionar ni explicarme: ponía dos plafones nuevos y a los pocos meses aparecían rajados. Por otro lado, la moldura de la manilla interior de la puerta delantera derecha se salía cada vez que se abría la puerta y conforma el segundo misterio que nunca nadie supo ni quiso reparar. El tercero fue el funcionamiento del sistema de apertura de la trampilla de combustible que fallaba más que una escopeta de feria y que así lo hizo durante todo el tiempo que el coche estuvo en casa.

Por aquel entonces el responsable de atención al cliente era el señor Víctor Alía (creo que se escribe así) que, por hacer la historia corta, os digo que me llegó a amenazar directamente y sin maquillar sus palabras ante la posibilidad de que me volviera a quejar de estos defectos y de la luna delantera, que con dos años comenzó a filtrar agua al interior del salpicadero y a separase entre sí las capas de vidrio de las del laminado (la luna sí que me la cambiaron). Lógicamente he decir que este “caballero” me trató con una mezcla se soberbia y estupidez que no recuerdo en ninguna otra persona.

Otra alegría del departamento de atención al cliente es que cuando me vendieron el coche, todos los Lancia tenían asistencia en carretera de por vida durante los meses del verano con independencia de la edad del coche. Este argumento de venta constaba por escrito en los catálogos comerciales del coche, así que unos años más tarde, después de dejar el coche parado un tiempo, me falló la batería y cuando llamé para solicitar la asistencia, pues resulto ser mentira: no había tan servicio.

2013-09-04Pasaron los años hasta que me llevé un segundo susto y debo decir que me sorprendió aún más por las razones que me dieron para esquivar la queja y lavarse las manos.

Cuando compré el Fiat Punto en el año 2007 lo adquirí con una ampliación de garantía hasta los 60 meses. Mentiría si digo que mi coche no tuvo nunca reparaciones en garantía, pero hay un detalle por parte de la marca que guardo dentro de mí. Cuando el coche tenía poco más de un año y más o menos 30.000km el cuero del volante comenzó a desfigurarse, a romperse y a amontonarse hasta el punto de hacer incómoda la sujeción del volante. ¿Vosotros creéis que me lo repararon?

Pues podéis comenzar a reíros porque no es sólo que no me lo hayan arreglado, es que además me dieron unos argumentos que de veras, si de aquella hubiese tenido Twitter, hubiesen sido Trending Topic. La razón para que el deterioro del volante no estuviese cubierto por la garantía comercial y legal del coche es que no se debía a un defecto de fabricación sino a mi excesiva sudoración en las manos.

¿Qué pasa con esta gente? ¿Se creen que era el primer coche que conducía? ¿Se creen que mi sudor era especialmente corrosivo? ¿O más bien el cuero con el que está recubierto el volante de mi coche es de mínima calidad? ¿O será que el cuero ni siquiera es cuero? En cualquier caso, como mis ganas de discutir con todo el mundo se aflojan con la edad, pues me compré una (horrible) funda para el volante y “solucioné” el problema. Eso sí, la funda lleva puesta más de cinco años y aún no se ha deteriorado, que a ver si es va a ser que con casi cuarenta años estoy sufriendo un cambio hormonal…

2013-07-06-2Bueno, como no hay dos sin tres, llegó otro susto más. En este caso con el Lancia Delta Platinum 1.8 Di Turbo que, por cierto, me gustaría preguntar a Fiat Auto España cuántos han matriculado en nuestro país, así por curiosidad…

Ya para empezar, el día que me entregaron el coche me saltaron las retinas cuando vi las llantas que traía el coche. A mí me habían vendido un coche con unas llantas de 17 pulgadas que curiosamente tenían el mismo nombre que el coche: “Platinum”. Cuando me entregaron el coche lo hicieron con unas llantas de 18″, bastante poco agraciadas y que por su diseño las voy dejando poco a poco en todos los bordillos, algo en lo que colabora el funcionamiento algo errático del asistente de aparcamiento automático.

Os preguntaréis qué le pasa a este coche. Pues bien, el coche venía con navegador cuya cartografía sería actualizada de forma gratuita en merced al servicio MapCare. Pues bien, otra mentira comercial. No sólo nunca se me ha enviado ni una sóla actualización sino que cuando me he puesto en contacto con el centro de atención al cliente NO TENÍAN NI IDEA de lo que era el MapCare de los Lancia Delta equipados con Instant Nav.

Recientemente se pusieron en contacto conmigo anunciándome que me enviarían un enlace para la descarga de esos mapas pero lo que me enviaron fue el formulario que ya hace años completé con los datos del coche para registrarme en ese servicio. Y de veras que ahora mismo, ya no me apetece ni llamar al centro de (des)atención al cliente para preguntar por el estado de mi reclamación por que de veras que ya me flaquean las fuerzas para enfrentarme a un departamento en el que nunca vas a poder hablar con nadie que te vaya a solucionar nada y que se limitan a “coger nota” y decir que ya se pondrán en contacto conmigo…

14390752_1206716529400529_4881652302759494116_nMi última aventura fue con un recambio: las escobillas delanteras del Fiat Punto. Las compré (como tonto que soy) en el concesionario oficial. Cuando fui a por ellas no las tenían y me las tuvieron que traer así que tuve que volver. Cuando me llamó la atención que, a pesar del súper descuento automático que siempre me hacen, el precio era desorbitado. Luego, que no tenían el mismo diseño que las originales en la forma ni en el enganche, o sea, en nada. Y el último detalle es que un mecánico tuvo que ayudarme a ponerlas porque de veras que no había quién las montara, quizás porque el enganche no era el “original”…

Pues después de circular un mes con estas horribles escobillas cuyo diseño recuerda más bien a unas compradas en algún centro de mecánica rápida que a un recambio original las he estrenado y no sé qué pensar…

14440947_1206716459400536_801186168444595942_nEl magnífico y estudiado diseño de la escobilla izquierda, la del conductor, hace que el propio soporte de la goma roce con el cristal y embadurne la luna. Desde la posición de reposo hasta la posición más alta limpia bien, pero al volver arrastra el agua hacia la parte limpia. Por su parte, la escobilla derecha, la del acompañante, va saltitos y además es ruidosa, pero no un ruidito cualquiera de escobilla mala y vieja, sino que algo así como una fiesta entre hienas y ratas.

De veras que quedé de piedra porque nunca había comprado unas escobillas tan caras ni tan malas. La verdad que es una sensación tan nueva como difícil de detallar. Además os podréis imaginar que si estaba usando los limpias era porque estaba lloviendo y al contar el coche con sensor de lluvia pues tampoco podía aminorar la cadencia de uso. Vamos, lo que viene a ser diversión en estado puro.

Ahora mismo no sé que hacer. No sé si quejarme, si dejarlo pasar, si esperar a que el cambio climático acabe con las lluvias en España… De veras que no lo sé. Además me incomoda mucho otro detalle: mañana mismo he de llevar el Fiat Punto al taller, porque como ya he dicho, a pesar de tener casi 10 años y casi 150.000 kilómetros sigue visitando el servicio oficial. En este taller ya saben que quiero cambiar el coche e incluso me han hecho un buen precio para el Fiat 500X, pero el problema es que yo estoy perdiendo la pasión que tenía por estas marcas… Y esto es un dilema, porque a la hora de adquirir un nuevo Fiat he de valorar la profesionalidad del servicio técnico en relación con la inactividad del centro de atención al cliente…

Sin embargo como ya afirme que no soy un ciego admirador de nadie también os puedo decir que tengo ojos para ver otros coches que también me gustan y lo digo porque considero que como buen cliente que somos de las marcas del grupo FCA nunca hemos recibido ni un sólo gesto de atención por parte del importador y porque no me tengo por qué esconder de nadie.

14433015_10154499890943058_100891925362465780_nComo asesor de taller que soy, estoy harto de oír a gente que afirma que nunca más repetirá la marca para intentar conseguir una atención especial, o un descuento o cualquier cosa que el cliente considere oportuno. Yo sin embargo, ya he perdido las fueras y las ganas de ponerme a discutir con nadie y he buscado a ver qué me ofrece el mercado. Además, en mi caso y a diferencia de un alto porcentaje de clientes insatisfechos que mienten más que hablan, a mi me gusta demostrar las cosas y hablar con propiedad: he dicho que estoy interesado en un Fiat 500X, pero esta semana he probado el Smart Fortwo Cabrio y me ha gustado mucho.

Y lo dejo aquí, con foto incluída y con la pelota en el tejado de los centro de atención al cliente de Fiat y de Lancia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s