Alternativas sin alternativa

No sé que ha pasado este fin de semana, pero han sido muchos los diarios que en sus aburridas e interesadas secciones de motor que incluyen semanalmente entre sus páginas el tema principal ha sido la aplicación en el automóvil de los distintas energías alternativas. Curiosamente me fijé en uno de los artículos publicado por un “prestigioso” diario de tirada nacional por lo bien explicado que estaba todo, pero también por lo fácil que les parecía todo. Curiosamente, en el mismo diario leí la triste noticia de que el Estado prohíbe a centros comerciales como Ikea o El Corte Inglés instalar tomas de recarga para vehículos eléctricos…
En cualquier caso, vamos a ir a lo práctico con una pregunta (muy) incómoda para las administraciones públicas… ¿Qué incremento porcentual de vehículos movidos por energías alternativas pueden absorber las infraestructuras actuales?
Ya no voy a entrar en la ausencia de puntos de recarga de hidrógeno o en la escasez de puntos de repostaje de gas natural o de gas de petróleo licuado, sino que me voy a centrar en el tema eléctrico que es el que parece se está extendiendo más.
De los postes de recarga eléctricos públicos… ¿cuántos funcionan? Y de los que funcionan… ¿quién los vigila?
Hago esta pregunta ahora que yo me planteo el coche eléctrico como una alternativa viable porque este fin de semana, en el punto de recarga situado en Barcelona en la esquina de las calles Consejo de Ciento y Bruc hubo un Nissan Leaf aparcado dos días y tres noches (unas 60 horas) cuando la parada máxima permitida es de dos horas. Por que todos sabemos lo que pasa cuando te pasas unos minutos en la zona azul, no?
Y qué pasaría si, por ejemplo, en mi barrio creciera el parque de coches eléctricos, por decir algo, en un 25%??? Pues que ahora mismo, la infraestructura operativa sería incapaz de absorber este incremento. Bueno, ni éste ni ninguno.
Por otro lado, no es por ser repetitivo, pero en estos momentos hay en España un paro que ronda el 22’5%, y de los que lo tienen trabajo, aproximadamente un 60% cobra menos de 1.000 euros al mes. En esta situación me haría mucha gracia conocer las previsiones del Gobierno en cuando a ventas de coches eléctricos se refiere, máxime si tenemos en cuenta las ridículas ayudas que ofrece.

En fin, que todo lo relacionado con las energías alternativas es muy bonito y queda muy bien en las noticias, pero una característica de la gente real es que vivimos en un mundo real…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s