Ricky Martin, la niña de la mermelada y los coches italianos

La niña de la mermelada es a Ricky Martin lo que los coches italianos son a cualquier conversación de barra de bar entre “listillos” del mundo del motor. Y no hace falta dar más vueltas!!!

Cómo fiel admirador de gran parte de las marcas italianas siempre veo con relativa pena las discretas cifras de ventas. En mi círculo más  cercano de familiares y amigos más cercanos tampoco gozan de mucha aceptación pero, sin embargo, a todo el mundo les encanta hablar de ellos. Normalmente de forma bastante peyorativa. Ninguno de ellos ha tenido o conducido jamás un coche italiano, pero todos tienen un amigo que ha tenido uno y que le ha dado muchos problemas. Curiosamente ni uno sólo de ellos que tanto hablan, saben y opina sobre coches ha oído jamás hablar de la escasa fiabilidad de los motores diésel de cuatro cilindros de BMW, de los motores V10 TDI rotos con 60.000km de Volkswagen o de los problemas de las primeras cajas de cambio 7G-Tronic de Mercedes-Benz.

Toda estos sabios que tanto repudian la industria automotriz italiana son capaces sin embargo de retorcer el cuello hasta hacerlo crujir al paso de coches tan llamativos como puede ser un Lancia Delta Integrale o un Fiat Barchetta.

Una vez sitúan su cuello en posición original el protagonista será el primero que diga: “pues un colega mío tenía uno...” Afirmación que en un alto porcentaje de ocasiones será falsa.

El guión es sencillo. Primero babean al paso de un coche italiano llamativo, luego aparece el que tiene una amigo que tuvo uno y el tercer paso es el desprestigio automático.

Yo tengo claro el tipo de coche que me gusta y me encanta hablar con gente sobre sus gustos y las razones que llevan a uno y a otros a tener cierta preferencia por un coche o por una marca, pero claro, partiendo del hecho de que sólo espero oír razones que tengan una cierta veracidad y que no se centren en un ataque ilógico hacia mis preferencias. No pretendo convencer a nadie, Dios me libre, pero tampoco quiero que nadie intente convencerme de que mis gustos sobre automoción son erróneos porque no coinciden con los de los demás.

En la barra de un bar cada uno podrá decir lo que quiera con tal de monopolizar una conversación pero sólo cuando se ha conducido un coche un Maserati Quattroporte S Q4 por las calles de Barcelona es cuando se puede afirmar claramente que al público le gustan los coches italianos. Esto es algo difícil de describir pero fácil de sentir: gente girándose para ver pasar el coche, otros usuarios que frenan sólo para dejarte pasar, viandantes que te pregunta por el coche cuando lo aparcas… A ver, que tampoco falta el quemadillo que te pide que hagas rugir el coche, pero bueno, no voy a negar que es todo un placer. Llegados este punto es cuando debo reconocer que no todos los coche italianos cuentan con mi beneplácito.

No sé si es por llevar la contraría al gran público pero yo que sí he conducido varios modelos distintos de Ferrari puedo decir claramente que no me gustan.

Reconozco abiertamente que tanto su diseño como sus motores son auténticas obras de arte fruto de la ingeniería más moderna y actual, pero no me gustan.

Esto mismo que he dicho que los coches italianos podría decirlo también de gran parte de los turismos ingleses que actualmente ruedan por nuestras carreteras.

Recientemente una publicación bastante pro-alemana publicó un artículo en el que afirmaba que el nuevo Range Rover tenía una calidad de fabricación superior a la del Porsche Cayenne, considerado entonces como el coche con la mejor calidad de fabricación disponible en el mercado.

A mí el artículo me gustó mucho, no lo voy a negar, pero los perfiles de esta publicación en las distintas redes sociales se llenaron de comentarios de listillos (tan valientes como anónimos) que no sólo ponían en duda la veracidad de la noticia sino que también por argumentar sus opiniones mediante el ataque hacia el coche inglés.

Por qué los españoles somos tan “listos”? Por qué nos gusta tanto hablar de lo que no sabemos? Y lo que es peor, por que mentimos sólo para ser el centro de una conversación de barra de bar?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s