El tamaño SÍ importa

Cuando en 1972 se inició la comercialización del Peugeot 104 lo hizo en un formato de berlina de cuatro puertas y con sus 3’6m de longitud total se convirtió en la berlina sedán más pequeña jamás comercializada. En 1973 se lanzó la carrocería de 3 puertas con una longitud total de 3’28m y no fue hasta 1976 cuando apareció el modelo de 5 puertas, quizás el más conocido en España, con una longitud total que superaba por poco los 3’5 y con un motor de 1.124cc que tantos modelos Peugeot han usado (y el Renault 14, no nos olvidemos).

Esta nueva carrocería encuadró al Peugeot 104 en lo que hoy en día es el segmento de los urbanos, segmento en el que el fabricante francés incluye a su modelo 208 que con 3’96m de longitud total se puede considerar como uno de los urbanos más pequeños que hay en el mercado.

El Peugeot 104 de cuatro puertas cesó su fabricación en el año 1976 pero las carrocerías de 3 y 5 puertas se mantuvieron vigentes hasta 1988 aunque es justo decir que los últimos años sólo en en el mercado francés, dónde gozó de una gran aceptación en el mercado al ser visto como una opción elegante al exitoso Renault 5.

Un dato importante es que el Peugeot 104 sirvió de base para los Talbot Samba y para los Citroën LN / LNA.

En 1991 comenzó la comercialización del Peugeot 106 como sustituto indirecto del 104. Curiosamente en este caso era el modelo Peugeot el que derivaba de un Citroën (el AX) y no al revés, como había pasado con el Peugeot 104 y los Citroën LN / LNA.

El Peugeot 106 tenía una longitud total de 3’56m, lo que significa que era prácticamente igual que su antecesor.

A nivel de motorizaciones y de equipamientos, el Peugeot 106 era un modelo correcto y adecuado para un uso diario. Equipó motores de hasta 120cv y estaba disponible en carrocerías de tres y cinco puertas (de igual longitud), motores gasolina y diésel, cambios manuales o automático…

Esta amplia variedad de opciones se debió porque Peugeot intentaba con este modelo sustituir al ya por entonces veterano 205. Algo que no consiguió por dos razones obvias. La primera, es que el éxito del Peugeot 205 está fuera de toda duda tal como ya he publicado en este blog (enlace Peugeot 205). La segunda es que las “necesidades” de los europeos habían ido cambiado progresivamente y ahora demandaban coches más amplios, más potentes y más equipados. Aún así, el Peugeot 106 se mantuvo vigente hasta el año 2004.
En el año 2005 Peugeot lanza el modelo 107, fabricado en la República Checa y fruto del acuerdo de colaboración de PSA con Toyota. El peugeot 107 es por tanto primo hermano de los Citroën C1 y Toyota Aygo. ¿Son comparables los Peugeot 104 y 107? Pues sí y no… Desde un punto de vista objetivo, las cualidades dinámicas del Peugeot 107 superan las del vetusto 104 y tanto en de entramado urbano como en carretera abierta la sensación de seguridad que da el modelo más moderno respecto al viejo está a años luz de ser comparables. Sin embargo, el modelo más moderno está construido bajo la premisa “low cost”, lo que viene a ser una forma de vender caro lo que a los fabricantes les cuesta poco aunque sea a costa de disfrazar la austeridad de moda.

Del Peugeot 107 me llamaba la atención el hecho de que hubiera una mecánica diésel de tan sólo 54cv, que ya en su momento costase casi 12.000€, con un bloque ruidoso y poco refinado, dotado de una suspensión dura y unos asientos que no sujetaban nada el cuerpo en las curvas. ¿¿¿Sería porque era un coche “de ciudad”??? Pues no nos engañemos, porque la dirección era lenta y el radio de giro tampoco era como para llamar a casa a contarlo…

Hay detalles del Peugeot 107 que le hacen alejarse de sus antecesores en cuanto la atención a los ocupantes como el hecho de que las ventanillas traseras sólo se abran en compás, que no haya una guantera con tapa, que ni uno de los receptáculos del interior tengan tapizado o una simple goma para evitar que rueden y hagan ruido las cosas que depositemos en ellos… Y ojo, que esto no quiere decir bajo ningún concepto que el Peugeot 107 fuera un coche mal hecho o de baja calidad, es una cuestión de atención a los pasajeros y nada más.

Esta atención a los pasajeros muchas veces choca con una pregunta que me hago a menudo… Es el mercado quien demanda que los fabricantes comercialicen coches simples o es que el mercado se tiene que “contentar” con lo que a los fabricantes les apetece fabricar??? Nunca lo sabremos…

En el último trimestre del año 2014 Peugeot sustituyó el 107 por el 108, realizado también colaboración con Toyota.

Respecto a sus gemelos, el Citroën C1 y el Toyota Aygo, el Peugeot 108 apuesta por ofrecer una imagen más refinada e incluso “lujosa” aunque si comparamos el equipamiento de los trillizos urbanos podremos descubrir que es prácticamente el mismo. Dónde está pues el lujo???

El nuevo Peugeot 108 puede equipar elementos como el climatizador automático o el sensor crepuscular que Peugeot ya ofrecía en el año 2005 en otros modelos pero nunca en su 107. Sin embargo, en su nuevo micro-urbano ha considerado oportuno que sí…

A nivel mecánico las diferencias entre el Peugeot 107 y 108 son otra vez llamativas. El motor diésel desaparece y el bloque de gasolina que ofrecía el antiguo 107 se convierte ahora en la motorización de “acceso” a la gama 108, que se complementa con otro bloque de 82cv perteneciente a la nueva familia de motores PSA.

Por último, el interior presenta un diseño muchísimo más cuidado que el de su antecesor con una ubicación de los mandos mucho más cuidados y con elementos (muy) prácticos como el navegador o las diversas opciones de conectividad nunca vistas hasta ahora en un coche de este tamaño.

El Peugeot 108 es un coche muy bien resuelto y muy práctico para el día a día y la apuesta de Peugeot por él es muy fuerte siempre en la búsqueda de una diferenciación positiva respecto al Toyota Aygo y al Citroën C1. Sin embargo hay un detalle que me llama la atención poderosamente. La oferta del Peugeot 108 es “especial”: con dos bloques mecánicos, dos tipos de cambio, dos niveles de acabado y dos tipos de techo… sólo hay cinco versiones disponibles!!! (en breve se pondrá a la venta la serie especial Open).

Si accedemos al configurador de la página francesa de Peugeot veremos con sorpresa que en el país vecino existe una vesión básica denominada Access que, si bien es un muy buen producto para aquellos que necesiten un vehículo práctico para moverse por la ciudad, carece de ese toque “chic” que la filial española pretende darle a su producto.

Peugeot ha sido una de las pocas marcas que tracidionalmente ha tenido un vehículo con una longitud total próxima a los 3’5m, algo que es de agradecer por el gran público. Además todos sus productos han sido (y son) coches fiables, económicos y visualmente atractivos que se han adaptado al cambio en la percepción que los europeos han “sufrido” en los últimos cuarenta años.

Desde mi punto de vista considero que el comprador debe valorar esta especialización de Peugeot en coches pequeños frente a las últimas novedades de marcas que nunca han estado presentes en este segmento del mercado. Puede que no sean los mejores coches del mundo o ni siquiera los más bonitos o los más fiables, pero nadie que compre un coche pequeño de la marca Peugeot se sentirá defraudado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s