Todas las excepciones tienen una regla…

Cualquier persona con un mínimo de educación o cultura sabe (o debería saber) que nunca se pueden hacer afirmaciones absolutas sobre hechos subjetivos. Trasladando esto al mundo de la automoción, quiero decir más o menos que el hecho de un coche me guste no es sinónimo ni de que el coche sea “bonito” ni de que le tenga que gustar al resto del mercado. Lógicamente también se puede aplicar en sentido inverso, así que aplicando el dicho a mi forma de ver el mundo del motor puedo afirmar que el hecho de que un coche le guste a un altísimo porcentaje de la población no quiere decir (ni de lejos) que a mi me tenga que gustar. Pongo como ejemplo al Audi Q5 o al mismo Porsche Macan, que son dos todocamino que no me gustan nada en absoluto pero que gozan con el beneplácito de una gran segmento del mercado… Sin embargo hay un coche que casualmente no le ha gustado ni al mercado ni a mi: el Mercedes-Benz Vaneo.

Estéticamente… no sé… lo veo… lo miro… lo analizo… y siempre acabo en la misma conclusión: es FEO. La calidad interior no se podía comparar con la del resto de vehículos Mercedes-Benz y el precio, por desgracia, sí estaba a la altura, pero a la de cualquier edificio de la gran manzana!!!

En cualquier caso, si hablamos de datos objetivos, el cochefurgonetamonovolumenfamiliar (sí, todo en uno) se lanzó al mercado en el año 2001 y desapareció en el año 2015 después de fabricarse unas 55.000 unidades, cifra que no llega ni a la mitad de las previsiones del fabricante.

Otros fabricantes como BMW deciden maquillar el fracaso comercial de falsa exclusividad, como es el caso de los Mini Coupé y Roadster, que ni se venden nitendrán sustituto inmediato. Mercedes-Benz ha preferido obrar con más discreción y no dijo nada: sencillamente dejó de ofrecerse. Exactamente lo mismo que hizo con la también “exitosa” clase R que, de repente, desapareció del configurador.

Es correcta esta forma de actuar??? Pues no lo sé, pero de la misma manera que nos aburren con sus éxitos creo que deberían reconocer también sus fracasos, no???

En España son muchos los que reconocen las marcas que tienen un supuesto prestigio y a las que el mercado les perdona cualquier error y repite sus éxitos. Por ejemplo, todo el mundo conoce Volkswagen y todo el mundo habla de los éxitos comerciales de los Polo, Golf y Passat. Personalmente me alegro de estos éxitos porque demuestra que Volkswagen ha sabido hacer coches que se acerquen a las “necesidades” de la población o mejor dicho, la sabido hacer campañas que han permitido que mucha gente crea que “necesita” un Polo, un Golf o un Passat, y si es de gasóleo mucho mejor…. Pero, que ha pasado en España con las ventas del Volkswagen Fox? y del Eos? y del Jetta? y del Phaeton? Porque nadie habla de ellas?

Pues a Mercedes-Benz le pasa lo mismo… todo el mundo cree que una marca como Mercedes-Benz nunca se equivoca, pero también ha tenido sus fracasos comerciales.

En esta ocasión, en el marco de la colaboración de Nunca sin mi coche con MotorGiga, os acerco la historia del Mercedes-Benz Vaneo, así que espero que os guste y aprendáis algo de un coche que, estoy seguro, muchos no conocéis o nunca habéis visto por la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s