Clases de castellano

Con lo burro que puedo llegar a ser a veces, nunca me habría imaginado que tendría que ponerme a dar clases de castellano, pero es que a veces es mejor pensar que si alguien obra erróneamente es por desconocimiento y no por prepotencia y falta de respeto hacia los demás, así que hoy vamos a empezar estas nuevas clases de lengua con algo tan sencillo como “carril de aceleración”.

Debo suponer que cualquier persona que esté en posesión del carné de conducir sabe perfectamente lo que es un carril de aceleración y como se usa, pero por si acaso vamos a empezar por lo más básico:

CARRIL: en carreteras y vías públicas, cada una de las divisiones por las que circulan los vehículos. Puede haberlos destinados a usos específicos.

ACELERACIÓN: Aumento de la velocidad o rapidez.

(colores y subrayados para hacer las cosas más gráficas)

De esto podemos resumir que un carril de aceleración es una división específica de la vía por la que los vehículos aumentan su velocidad. Dicho esto me queda una duda muy seria: DONDE COJ—- ENCUENTAN LOS ESPAÑOLES EL PROBLEMA???

Por desgracia para el castellano, el uso de anglicismos está deteriorando el castellano. A esto hay que sumarle las libres interpretaciones que hacen los conductores de lo que entienden que debe ser un carril de aceleración; entre las más extendidas está la creencia de que es un carril que sirve para tirarse encima de los vehículos que circulan por la vía a la que se quieren incorporar o la que invita a los vehículos a pararse al final del mismo para luego incorporarse a la vía principal a una velocidad sólo comparable a la de la justicia de este país. Como ni todo es blanco ni todo en negro, sino que hay una amplia escala de grises, en carretera se pueden observar toda una serie de variantes de los dos anteriores casos, siendo el más destacado el que hacen aquellos que literalmente se tiran sobre los coches que circulan por la vía principal y que cuando ven frustrados sus intentos deciden seguir circulando por el arcén hasta que se pueden incorporar “como Dios manda”.

Ahora voy a pasar a explicar cómo actuar en ante esta dura prueba de la vida:

Los carriles de aceleración suelen servir para acceder a vías cuya velocidad es superior a la del propio carril de aceleración (de hay su nombre, de “acelerar”). Se pueden observar dos casos:

Si el carril al que queremos acceder esta libre tan sólo debemos alcanzar la velocidad oportuna e incorporarnos con absoluta tranquilidad.

Si el carril al que queremos acceder está ocupado o la incorporación no garantiza suficientemente la seguridad en la circulación nos detendremos al principio del carril y esperaremos a que las condiciones de circulación sean favorables para acelerar e incorporarnos a la vía prioritaria con seguridad.

A que dicho así parece que no debería haber problemas??? Pues siempre habrá algún bocachancla dispuesto a fastidiarnos el día.

De veras que no puedo entender que es lo que pasa a los Españoles una vez que sacan el carné de conducir. Mientras tanto, este salvajismo al volante no hace más que alimentar las ideas del Estado sobre la posible incorporación de un examen de circulación para renovar el vehículo. De veras que la idea de pensar en tener que examinarme cuando quiera renovar el carné de conducir me pone los pelos de punto, pero no hay más que salir a la carretera para darse cuenta de que hay miles de conductores demostrando día a día que no saben conducir.

Lógicamente no puedo echar el cien por cien de la culpa a los conductores; en su arduo trabajo de perseguir al conductor hasta la extenuación, a la DGT se le olvida que entre sus funciones está la de velar por la seguridad en la circulación. Hace algo? NO

Con esta negativa de la administración a realizar el que se supone es su trabajo se pone de manifiesto la ineptitud de un organismo público convertido en una administración de hacienda. Esta ineptitud manifiesta de la DGT y de los distintos cuerpos de tráfico en España son aprovechados por miles de conductores para hacer lo que les la gana mostrando una absoluta falta de respeto hacía las normas de circulación y a la propia vida porque sabe que no habrá nunca un mísero policía vigilando.

Para terminar quiero decir a los que no respetan la mecánica de una incorporación que en caso de accidente a 100km/h no hay entrellas ni en EuroNCAP ni el firmamento compatibles con la vida humanas, lleven el coche que lleven. Quien quiera jugar con su vida que lo haga, pero que no juegue con la vida de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s