Orden en la sala… por favor!!!

Se han hecho públicas recientemente las cifras de matriculaciones de turismos a nivel europeo en el año 2013 y lo cierto es que no hay muchas sorpresas al respecto con el Volkswagen Golf barriendo por absoluta goleada con más de 460.000 unidades vendidas. Pero lo que me llama la atención no son tanto los resultados como la distribución de los modelos entre las distintas categorías.

Hace tiempo que publiqué la entrada “Orden en la sala” en la que exponía mi preocupación y/o sorpresa por el uso que en ocasiones fabricantes y profesionales de la comunicación dan a las distintas categorías que se han creado / modificado con unos parámetros diferentes a los que la evolución de sus integrantes han sufrido. Por ejemplo, hace años un vehículo de cuatro metros era un compacto (también llamado “cuatro metros”) y ahora esa longitud se corresponde con la de un urbano. En un cambio justificado por la propia evolución y asombroso crecimiento de los vehículos, pero hay otros parámetros que no comparto y que en ocasiones, ni entiendo. De hecho se me ocurrió redactar esta entrada cuando he buscado algún coche que me gusta y no lo encontré donde debería estar. ¿Por qué el Fiat 500L es un monovolumen pequeño y el Renault Captur es un todo camino?

Buscando información sobre este “fenómeno del más allá” encontré las medidas y me encontré que entre ellos hay tres centímetros de diferencia en longitud, un centímetro en anchura y diez en altura, por lo que más o menos son iguales.

El caso es que buscando posibles aptitudes camperas he encontrado que las versiones Trekking equipan neumáticos mixtos y un sistema llamado Traction+ que mediante el uso de la electrónica y de los sensores del control de estabilidad mejoran la adherencia en situaciones difíciles de este monovolumen. Sin embargo, a la hora de buscar información que justifique que el Renault Captur esté en el segmento de los todo camino y no he encontrado nada. Quizás porque no haya nada que encontrar…

Foto real (no publicitaria) cedida por mi gran amigo
Héctor García
Vamos a partir del hecho de que los que somos más de pueblo que las amapolas tenemos un concepto de camino bastante diferente al que se tiene en los últimos años. Me hace mucha gracia cuando veo anuncios de “todo caminos” rodando por pistas forestales en perfecto estado y no puedo dejar de recordar como hace años que con un gran amigo subíamos por la zona de Las Corujas (Grado-Asturias) con un Seat Panda de 1981 o con un Smart Fortwo de 1999. Y lo que hay por esa zona de Asturias son caminos de verdad, no sendas turísticas para jubilados como las que que salen en el vídeo promocional del Opel Insignia Country Tourer.

En cualquier caso, no es este punto el único donde yo pueda mostrar mi inconformidad con esta clasificación. Los coches, como a las personas, deben ser valorados por lo que son y no por lo que parecen, así que el primer encontronazo lo encuentro cuando veo eso de “Berlinas B-C”. Porqué un Fiat Linea es una berlina y un Fiat Punto es un “polivalente”? Antes de que nadie me sorprenda con la respuesta fácil convendría recordar que el Renault Mégane II Sedán tenía más batalla y más voladizo trasero que los modelos de cinco puertas y sin embargo militaban en el mismo segmento. Es que es lo mismo si yo, currante de profesión, engordo un poco, hecho un poco de culo… y me convierto en ministro. A más culo más caché??? No señores, las cosas no son así.

Dos hermanos tan iguales como distintos.
Lancia Delta Platinum 1.8 Di Turbo
Volvo V50 Momentum 2.0D
Otro segmento que se ha diversificado más que los Todo a 100 es el segmento de las berlinas medias. Perdón, que me he quedado estancado en el pasado. Ahora ya no hay berlinas medias; o son “medios” o son “berlinas”.

A ver, cuándo se produjo esta evolución??? Porque cuando el Lancia Delta llegó al mercado era un compacto y cuando comenzó la comercialización del Citroën DS5 era una berlina media. Por qué esta diferenciación si tanto el italiano como el francés comparten medidas exteriores y oferta mecánica similar. Es más, en casa tenemos un Lancia Delta y un Volvo V50. Ambos tienen medidas exteriores similares, pero sin embargo el Lancia Delta ahora es un “medio” y el Volvo V50… dónde lo habrían puesto ahora???

A la hora de segmentar el mercado de la automóvil hay cosas que se entienden y se comparten, cosas que se entienden pero no se comparten… y cosas que ni se entienden ni se comparten. Entre estas últimas está una nueva categoría creada por una famosa revista femenina: “coches para ir de shopping“. Increíble, un coche para ir de “shopping”??? Hasta dónde llegará la foolishness de la people. Esta revista dice que el coche más cool para ir de shopping es el Ford B-Max.

Fiat Stilo 2003
Yo no sé si en mi casa seremos cool o fashion; lo que sí tengo claro es que somos practical y handy, y siempre hemos considerado que un coche useful era aquel que nos permitía ir de shopping, de schooling, de terracing y, si me apuran, incuso de belly-scarthing under la sombra de un tree!!!

En los últimos tiempos la extraña diversificación de las categorías unido a las formas cada vez más caprichosas de los coches han dado lugar a que los españoles tengamos concepciones cada día más difusas sobre los límites entre unos coches y otros. Por qué un BMW i3 es un coche urbano y el Honda Jazz en un monovolumen??? Por qué el Peugeot 3008 es un compacto y el Ford EcoSport es un todo terreno???

Lancia Kappa 1995

A estas preguntas que planteo habrá quien me diga que muchas de la segmentaciones realizadas se hacen en virtud de la longitud exterior. Bueno, a estos les puedo explicar que en 1995 entró en mi casa el Lancia Kappa, una gran berlina de 4.69m de longitud total.

Hoy en día, esta longitud está al alcance de muchas berlinas derivadas de compactos y es superada por la mayor parte de lo que toda la vida fueron “berlinas medias”, que crecieron de forma desorbitada pero manteniendo sus motorcitos de 100cv. Quiere eso decir que el Lancia Kappa ha perdido caché con el paso de los años? Lo siento, pero creo que no.

Otros hacen referencia al términos cualitativos para hacer descender o aumentar un coche de categoría. Por ejemplo, el Mercedes A W168 medía 3,58m pero siempre se incluyó entre los compactos. Actualmente, es el Mercedes CLS es que está una categoría por encima de que la clase E y al mismo nivel que la clase S… Lo siento por la estrella, pero el Mercedes CLS W218 está más cerca del BMW 5 y del Audi A6 que del Rolls Royce Phantom o el Maserati Quattroporte.

Por último, los más pragmáticos son los que buscan, al igual que en las personas, el interior de un coche y realizan su particular clasificación en torno a las medidas del habitáculo (al final, son los que aciertan). Esta clasificación, más típica del norte de Europa y de Estados Unidos, tampoco está exenta de ciertas polémicas. A todos los que nos gustan los coches “diferentes” nos podrá venir a la memoria que el Saab 9000 fue le segundo coche europeo en conseguir la etiqueta de Large Car emitida por la agencia del protección del medio ambiente americana. (medio ambiente catalogando coches??? Es América!!!). El primer fue le Rolls Royce Silver Spur y me cuesta creer que hayan compartido categoría.

Fiat Panda 2013

En cualquier caso queda demostrado que la segmentación por categorías es algo tan voluble que en ocasiones es mejor no atender a ella y fijarse en aspecto más prácticos.

Así que la mejor forma de no evitar problemas es que cada uno de vosotros haga la clasificación de los coches en distintas categorías que sean fáciles de delimitar… y de respetar. Yo tengo la mía propia: los que me gustan y los que no. Y funciona…













Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s