Alimentando nuestro ego

Es un hecho científicamente probado que el hombre está en constante desarrollo. Prueba de ello es el aumento progresivo tanto en la estatura media como en la esperanza de vida. Por desgracia, este desarrollo también ha ido alimentado el ego y la soberbia de la raza humana, dos características básicas de gran parte de los españoles cuando se instalan detrás de un volante.

Esta soberbia, aderezada con un poco de hipocresía y ganas de aparentar, es la que hace que mucha gente olvide o incluso renuncie a su propio pasado y tenga una serie de extrañas necesidades que se manifiestan a la hora de comprar un coche.

Cuando el 1957 comenzó la comercialización del Seat 600 después de que el régimen franquista sortease las primeras unidades entre el funcionariado de los distintos ministerios, se crearon una serie de anuncios publicitarios en los que se podían oír frases como “causa sensación entre la clase media” o “cuando lo importante es llegar, confíe en un Seat 600“.

En definitiva, no me voy a alargar mucho, porque ya todos sabemos lo que significó el Seat 600 en España, tanto para las familias como para los sectores turísticos y hosteleros.

El caso es que los tiempos cambian y los coches también, así que, sin ningún tipo de mala fe ni intención publicitaria, voy a fijarme en un vehículo medio de hoy en día para compararlo con el Seat 600. Ya que puedo elegir cualquiera, voy a comparar todo un Volvo V60 con la pelotilla española, y analizar en qué se parece y en qué se diferencia. El reto parece fácil, no? Se diferencian en todo y no se parecen en nada, así que el Volvo V60 gana por goleada al Seat 600.

Sin embargo, para darle un poco de jugo al tema, voy a comparar las distintas características de cada coche relacionándolas con los comentarios de la prensa “especializada” para ver cómo cambian las cosas en sólo 50 años.

Para comenzar, voy a situar cada coche en su segmento. El Seat 600, con sus 3,29m de longitud total, era todo un compacto. Por su parte, el Volvo V60 se sitúa a caballo entre los compactos y las berlinas medias porque “sólo” mide 4,63m… Increíble, pero es así; 50 años después, 1,34m no son suficientes para que un coche deje de ser un compacto…

Cuando se lanzó el Seat 600 se publicitaron mucho su 24,5 caballos de potencia obtenidos a partir de un motor de sólo 633 centímetros cúbicos. Además su par motor de menos de 32Nm le permitía alcanzar una velocidad de 95km/h, que lo hacía suficiente para circular por las carreteras Españolas de la postguerra consumiendo más o menos 7l/100km. No está mal, verdad???

Pues recientemente he leído una prueba del Volvo V60 D2 con cambio PowerShift. No voy a hacer un copiar+pegar; prefiero hacer un resumen rápido. El Volvo V60 D2 tiene 114 caballos extraídos de un motor de 1.560 centímetros cúbicos, ofrece un par de 270Nm y un consumo medio de 3’9l/100km. Pues el redactor de la prueba asegura que “esta cifra de potencia tan discreta hace al Volvo V60 D2 sea un coche lento y con el que conviene anticipar maniobras como el adelantamiento“. En qué mundo vive este señor??? Cómo se atreve a decir eso en una revista??? Es que eso es un comentario de barra de bar que me parece inoportuno incluso en una conversación de “sabios del motor”!!! Sin querer ofender a nadie, afirmo que un Volvo V60 con 115 caballos tiene unas prestaciones más que dignas para enfrentarse a cualquier tipo de viaje con total seguridad!!! De veras que nunca entenderé qué extrañas necesidades de potencia tienen algunos probadores.

Echemos un ojo a los interiores…

El interior del Seat 600 de la época, “cuenta todo lo necesario”, o al menos eso rezaba su publicidad, de la que se pueden extraer frases para meditar tan produndas como:

– Los mandos invitan a la conducción.

– No faltan la ventilación, ni la calefacción ni otras comodidades apreciadas por el automovilista.

– El cuadro de mandos agrupa todos los indicadores indispensables.

– Es el coche ideal para el viajante, para el médico, para el operario, para los recién casados, para la mujer que lleva a sus niños al colegio…

No puedo ahora negar la gran influencia de la publicidad a la hora de magnificar ciertas virtudes del Seat 600 pero, desde mi punto de vista, la objetividad de los publicistas ha sido nula y todas estas frases impersonales me parecen una burla al comprador.

En lo que respecta al habitáculo del Volvo V60… en fin… creo que hay poco que hablar o que comparar, no???

Cómo puede ser que el Seat 600 lleve todo lo necesario y al Volvo se le critique la austeridad en su equipamiento y/o diseño.

Cómo puede ser que el Seat 600, con 1,37m de anchura total tenga un habitáculo para toda la familia y el Volvo V60, con 1,44m de anchura interior, sólo “ofrece cuatro auténticas plazas, ya que un quinto pasajero viajaría incómodo por la falta de espacio“.

La primera pregunta tiene una respuesta fácil si atendemos a las distintas innovaciones que se han introducido en el mundo de la automoción y de las que no voy discutir, porque estoy a favor de (casi) todas ellas. Pero en lo que respecta al habitáculo necesito pensar un poco. Qué pasa con la concepción del espacio??? Es que además de crecer en altura, en los últimos 50 años también nos ha crecido el culo???

He de reconocer que el habitáculo del Seat 600 no es ni la mitad de maravilloso de lo que la publicidad hacía pensar, ni lo esa ahora no lo era hace 50 años… pero de ahí a que alguien que escribe en una revista diga que un quito pasajero viajará incomodo en un Volvo V60 me parece que hay un trecho laaargo, muy laaargo.

Estos 50 años de involución humana y social han permitido que la prensa del motor ofrezca secciones en las que pretenden orientar a potenciales compradores de un coche según sus necesidades… Me río yo de esas recomendaciones!!!

A la mayor parte de los compradores actuales de un vehículo nuevo, un coche como el Dacia Sandero Laudeate TCE 90 les cubre todas las necesidades reales de movilidad. Este Dacia es un coche interesante, funcional y que, con aire acondicionado, tiene un precio de 10.824€ sin incluir ningún tipo de oferta promocional. Además, muy mal no lo estará haciendo Renault cuando ha conseguido matricular en España más de 26.000 Dacia en 2013.

Quiero decir con esto que yo me compraría un Dacia??? Pues no, en absoluto; los que seguís Nunca sin mi coche ya sabéis que yo prefiero un coche con cambio automático y que nunca compraré un vehículo sin climatizador automático. Pero a pesar de esto, no se puede decir que yo no predique con el ejemplo porque soy perfectamente consciente de que tanto el climatizador como el cambio automático no son una necesidad, sino un capricho que me regalo cada vez que cambio de coche.

El problema con los coches actuales es que nos ofrecen una serie de caprichos que los compradores muchas veces convertimos en necesidades, como es por ejemplo, en mi caso, el climatizador o el cambio automático, que aún siendo caprichos, son dos elementos que considero prácticos y que utilizo siempre que uso el coche.

Pero hay una serie de caprichos injustificables, al menos desde mi punto de vista, que en muchas ocasiones, no llegarán a ser usados nunca. Y lo explico con un ejemplo:

A alguien que tiene la suerte de tener la extraña necesidad de comprar un Audi A8L 4.2 TFSi de 117.320€, que se le pasará por la cabeza si gasta 3.100€ en unas molduras personalizadas en los umbrales de las puertas, 6.125€ en forrar el techo y la bandeja trasera en tejido Alcántara, 2.240€ en cambiar el tipo de madera interior u 8.570€ en un equipo de sonido firmado por Bang&Olufsen. Qué uso va a hacer de todos estos elementos???

Vamos a ver. Al individuo del ejemplo anterior de tan particulares necesidades, si es que le gusta la marca Audi, no le resultaría interesante un Audi A6 3.0 TFSi que le costaría la mitad???

No es por quitar un caramelo a un niño, pero el Audi A6 3.0 TFSi, con 4,91m de longitud total y 310 caballos no tiene nada que envidiar a su hermano mayor.

Tenemos alguna necesidad de gastar todo el presupuesto destinado a la compra de un coche??? Según los “asesores” de las prensa del motor sí, pero yo nunca lo he creído necesario. De hecho, este mes, en una “prestigiosa” revista del mundo del motor, un lector solicita ayuda porque, como él dice, “necesito un coche con estética todo terreno“.

Me pregunto yo… Cómo se puede necesitar un coche con estética todo terreno??? Qué se siente??? Qué cosquilleo interior nos arrastra cuando tenemos una necesidad de este tipo???

Puede haber un reducido grupo de compradores que puedan necesitar un vehículo con ciertas aptitudes camperas. Otro grupo de compradores puede necesitar un maletero de cierta capacidad… pero eso de necesitar un coche con estética campera ya se me escapa de la razón, en serio.

Nunca me gusto meterme en lo que hace cada uno con su dinero, y mucho menos cuando se trata de un gasto tan elevado como es la adquisición de un coche nuevo. Pero si hay algo que me molesta mucho es la hipocresía. Por seguir con el ejemplo anterior, este señor puede escribir a la revista y decir claramente que quiere un coche con estética todo terreno, porque le gusta, porque le apetece o simplemente por llevar la contraría a su pareja. Por la razón que sea, este lector está en su derecho de decidir cómo será su próximo coche, pero decir que “necesito un coche con estética todo terreno” me parece fuera de lugar, tan fuera de lugar como que la revista lo haya llegado a publicar.

A la hora de comprar un coche hay que analizar primero las necesidades, luego contemplar los posibles equipamientos que pueden hacernos la vida más agradable y desechar aquellas opciones que no nos van a aportar nada.

Tú, a la hora de comprar un coche, tienes claro lo que necesitas y lo que te apetece?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s