Equilibrio emocional

Libra es el séptimo signo del zodiaco y aunque está feo que lo diga yo, que nací bajo este signo, libra viene a representar el equilibrio y la armonía. Es además un signo de positividad y buena orientación. El caso es que no sé si es por mi o por su significado, en el año 1999 Lancia pone en nombre de Lybra a la berlina media con el fabricante italiano comenzaría el siglo XXI.

El Lancia Lybra comienza su andadura comercial para sustituir al ya vetusto Lancia Dedra y se puede considerar importante para Lancia porque es el primer modelo moderno que se diseña más enfocado a la comodidad que a la deportividad. De hecho, a pesar de compartir bastidor con el Alfa Romeo 156, todo el esquema de suspensión se rediseña para ofrecer la máxima comodidad a sus ocupantes frente a la eficacia en carretera, por lo que se sustituye el paralelogramo deformable del Alfa por una suspensión de “rueda tirada”. Esta nueva orientación de Lancia queda también plasmada en las denominaciones, que abandonan el alfabeto y la mitología de la antigua Grecia para comenzar a denominar los coches con nombres propios capaces de otorgar, si cabe, más personalidad, originalidad y elegancia a sus productos.

La estética del Lancia Lybra también representa una ruptura con los diseños Lancia de los años 80 y 90. Frente a las angulosidades de estos, el Lancia Lybra ofrece una carrocería redondeada con una clara inspiración en los modelos de los años 50 y 60, como el Appia y el Aurelia, caracterizados por sus faros delanteros redondos y “saltones”. Incluso la parrilla Lancia redondea sus formas.

La vista lateral ofrece una línea muy clásica, con unas puestas robustas, muy al estilo del de su hermano mayor, el Lancia Kappa, pero con todos los vértices redondeados. Por último, su trasera es elegante y simple, tanto en la versión berlina con la tenue caída del maletero, como en la carrocería Station Wagon, caracterizada por la original forma de la baca cromada del techo, que enmarca la luneta y acaba en las ópticas traseras. Como curiosidad, todos los colores exteriores son nombres de mujer (Rojo Sara, Gris Patricia, Negro Elena…)


En el interior se observa un gran salto cualitativo respecto a sus antecesores.

El salpicadero está presidido por una gran consola central acabada en colores metálicos con tonalidades distintas según acabado y enmarcada por una gran cerco de madera. En la parte superior de la consola se sitúa el sistema ICS que, según acabado, integra radio, cargador de discos , navegador, teléfono, ordenador de viaje y check-control, visible todo en una pantalla multicolor y pudiendo contar de forma opcional con un equipo de altavoces de la marca Bose. En la parte inferior se sitúan los mandos del climatizador automático que, por primera vez en un Lancia, es bizonal y con sistema AQS, capaz de cerrar la entrada de aire exterior cuando detecta que la calidad del aire no es muy recomendable (ciudad, túneles…). En algunos mercados, el modelo básico cuenta con aire acondicionado de regulación manual.


Los tapizados son también de primera calidad, y tanto el tejido del acabado más básico como la piel o la alcantara que recubre los interiores de los equipamientos más completos se pueden elegir en varios colores (negro, gris claro, beige…)


La oferta mecánica, sin ser pretenciosa en lo que a prestaciones se refiere, se puede considerar correcta.

En gasolina se ofrecen motores cuatro y cinco cilindros con potencias entre de 103 a 170 caballos, y posibilidad de cambio manual o automático con manejo secuencial.


En lo que respecta a la oferta de gasóleo, en el momento del lanzamiento se ofrecen dos posibilidades. Como modelo de acceso se ofrece el motor de cuatro cilindros 1.9 jtd con 105 caballos. Como modelo más prestacional, se ofrece en bloque de cinco cilindros y 134 caballos, con una cilindrada de 2.387 centímetros cúbicos (en el año 2000, pasan a entregar 115cv y 150cv respectivamente).


Del Lancia Lybra hay una versión muy especial, la llamada Protecta, que se caracteriza por el blindaje de la carrocería, ventanillas y ruedas, así como por el sistema de intercomunicación con el exterior y la posibilidad de aislar totalmente el habitáculo y suministrarle aire limpio durante un cierto tiempo. Este modelo se suministra en exclusiva con el motor de gasolina y cinco cilindros de 2.446 centímetros cúbicos y 170 caballos.

Aunque frente a la competencia no destaca en ningún apartado, el Lancia Lybra se valora de forma positiva entre los que buscan un perfecto equilibrio entre comodidad, estabilidad, equipamiento y precio, aunque como es de esperar por tratarse de un coche italiano, la prensa, y especialmente la española, no tarda en recordar los problemas de calidad de la segunda generación del Lancia Delta o la excesiva corrosión de los Lancia Beta. Cierto es que cuando no hay nada negativo que decir, salen a relucir las tonterías, y una conocida revista del motor afirma que los ruidos aerodinámicos a partir de 180km/h pueden llegar a ser molestos…


Como puntos negativos del coche, podría hablar de las limitaciones de espacio en las plazas traseras o de la limitada capacidad del maletero, pero no podemos olvidar que estoy hablando de un vehículo con una batalla de 2,59m y una longitud máxima de 4,46m, por lo que desde mi punto de vista, considero que el espacio interior es correcto.


Durante su vida comercial y sobre todo en su país de origen, es un coche utilizado por numerosos organismos estatales. La carrocería berlina es la favorita para la clase política mientras que las fuerzas del estado prefieren la versión Station Wagon.

El coche se mantiene en fabricación bajo el selo de Lancia hasta julio de 2006, cuando ya se planea su sustitución por la tercera generación del Lancia Delta.


Explico esto de la fabricación con sello Lancia porque una vez cesada su producción en tierras italianas, al igual que pasó con el Fiat Multipla, el grupo Fiat vende los derechos a la china Zoyte, que actualmente aún lo fabrica y comercializa en el país asiático bajo el nombre de Zoyte Lybra.

Yo tengo la oportunidad de probar dos Lancia Lybra. Por un lado, puedo decir una vez más que soy el primer usuario particular de un Lancia en la cuenca del Nalón. En esta ocasión pruebo el modelo 1.9 jtd con acabado básico en un color azul bastante discutible y unos horribles tapacubos de plástico. Me parece un vehículo equilibrado sin ningún tipo de pretensión ni dinámica ni como berlina de lujo.


En una segunda oportunidad coincidente con una concentración de un conocido club Lancia europeo, tengo la oportunidad de usar durante un par de días un Lancia Lybra LX 2.4 jtd en un bonito color verde metalizado… La cosa cambia.

En el plano estético, la presentación del modelo LX respecto al modelo básico es abismal. Las llantas y el color oscuro le dan una imagen más elegante. En el interior, la tapicería de tejido alcántara beige le da un toque exclusivo a esta berlina media que lo permite diferenciarse del resto de marcas generalistas sin tener los precios abusivos de las que se proclaman “premium“.


Respecto a la mecánica, el motor turbo diésel de cinco cilindros y 150 caballos es “otro cantar”; la entrega de potencia es inmediata, la sonoridad en frío discreta y en marcha se muestra como un devorador de kilómetros incansable, algo a lo que ayudan sus asientos delanteros, grandes y cómodos. Por desgracia, el consumo tampoco tiene nada que ver con el modelo de 105 caballos, y en una conducción más decidida que rápida no he podido bajar de los siete litros de media. A los ojos de hoy en día puede parecer mucho, pero en su momento era un consumo normal para esa cifra de potencia.


En cualquier caso, el éxito de este Lancia fuera de Italia es más bien discreto por ser un coche italiano. Puede parecer una tontería, pero tanto desde la prensa “especializada” como desde el gran público, los coches italianos no son bien acogidos a priori, y es una pena, porque pocos coches hubo en el mercado europeo tan equilibrados como el Lancia Lybra.


Sin dudarlo dos veces, yo me quedaría con un Station Wagon!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s