El día que Opel escuchó a Europa

El día que Opel escuchó a Europa, Europa dejó de escuchar a Opel.

En los años 70, la oferta de Opel entre las grandes berlinas estaba representada por los modelos Admiral y Diplomat, que habían tenido un gran éxito gracias a su estética americana y a sus grandes motores con arquitectura V8. Sin embargo, un giro de los gustos de los europeos hacía las nuevas berlinas alemanas del momento, con un diseño más fresco y motores más pequeños y eficientes, hicieron que las ventas de estos vehículos menguando poco a poco, por lo que, a la hora de sustituirlos, se decidió fabricar un coche que se alejase de la estética americana y que no equipase motores V8, que hubieran disparado los costes de producción. Bajo estas premisas fue como se presentó en el salón del automóvil de Frankfurt septiembre de 1977 el Opel Senator, cuya comercialización comenzó en la primavera de 1978.

Otras fuentes afirman que, a pesar de las relativas buenas ventas del proyecto Opel KAD (Käpitan, Admiral y Diplomat), los costes de fabricación de sus enormes motores V8, muy poco eficientes en plena crisis del petróleo, y la poca percepción que tenía el cliente europeo hacía Opel como marca de lujo, hizo que el fabricante se plantease la necesidad de dirigir su producto hacia un mercado de masas y dejar sin representación el segmento de los automóviles de lujo, segmento en el que, desde mi punto de vista, Opel nunca estuvo.

Si es importante comentar antes de meterse en materia que, junto con el Opel Senator, también se presentó y comercializó el Opel Monza, como sustituto del Opel Commodore Coupé, pero que en realidad era la variante cupé del Senator, por lo que en todo momento voy a referirme a él como un derivado de la berlina. De hecho, en el Reino Unido, comercializados por la filiar Vauxhall, se llamaban Royale y Royalé Coupé. Quiero aclarar que este coche también se vendió también bajo las marcas Chevrolet y Holden, pero me voy a centrar en el Opel, que era el original y el que los españoles conocimos. En cualquier caso, con la clara intención de economizar el proyecto, los Senator / Monza fueron, desde sus inicios, vehículos derivados del Opel Rekord E, con el que tuvieron una vida bastante paralela. Con esto quiero decir que tanto el Rekord, como el Senator y el Monza compartían bastidor y numerosos elementos mecánicos, si bien el bastidor del Senator se alargó 20 centrimetros para dotar al coche de una carrocería más grande que la del Rekord. Otra modificación importante es que tanto el Senator como el Monza tenían un ancho de vías una pulgada mayor que el Rekord.

Lo que si llevaban en exclusiva los nuevos Senator / Monza fue una suspensión trasera independiente por brazos oblicuos y motorizaciones de seis cilindros, dejando los bloques de cuatro cilindros para el Rekord, aunque en algunos mercados con fiscalidad restrictiva se llegó a ofrecer una versión 2.0S con 110 caballos, que tuvo un éxito muy limitado debido al excesivo incremento de precio sobre el Opel Rekord equipado con el mismo motor.

En una mirada exterior se puede observar que los Senator y Monza no comparten ninguna pieza con el Opel Rekord. Abundan los cromados en las defensas, marcos de lunas y puertas, y la parrilla delantera se sitúa lígeramente más baja que los grupos ópticos, lo que era novedad en Opel, y que recibió el nombre de “perro que olfatea”.

Los motores, salvo por el detalle del bloque 2.0S, si que eran exclusivos de los Senator y Monza. La oferta inicial fue de tres motores. Un 2.8 de carburador con 140cv (2.8S), un 3.0 de 150 caballos (3.0S) y una versión de este mismo bloque con inyección, capaz de entregar 180 caballos (3.0E). Por su parte, el cambio podía ser automático o manual de 4 ó 5 velocidades.

En el interior, sin embargo, se podían reconocer muchos elementos comunes de los tres coches, como por ejemplo, el salpicadero completo y algunos elementos de mando principales. Por este motivo, al poco tiempo de lanzarse al mercado, los Senator / Monza recibieron dos nuevos niveles de equipamiento específicos, dirigidos principalmente a un cliente exigente dispuesto a pagar por ello.

Por un lado, aparece el nivel de equipamiento S para el Monza, reconocible por que pierde los cromados de la parrilla y de los marcos de las ventanillas, tiene una instrumentación más completa y la suspensión más rígida.

Por otra parte, el nivel de equipamiento CD, disponible sólo para el Senator, busca acercar el nuevo Opel hacia un segmento de lujo que justamente el fabricante quería abandonar. Este nuevo acabado estaba disponible sólo con el motor de tres litros 3.0E y cambio automático. Entre los elementos que añadían los modelos CD respecto al base se encontraba la pintura metalizada, el aire acondicionado, los elevalunas eléctricos, el ordenador de a bordo, el control de velocidad y unos nuevos asientos delanteros dotados de calefacción. La única opción disponible era la tapicería en color marrón. Como curiosidad del enfoque de lujo que Opel quiso dar dar los Opel Senator CD y Monza CD, os hago saber estos dos modelos nunca se pudieron equipar con gancho de remolque como accesorios original del fabricante.

Todos estos lujos y posibles personalizaciones disponibles no limitaron en ningún momento las críticas sobre el salpicadero compartido con los Rekord, por lo que en 1981, tanto los Senator como los Monza, comenzaron a usar un nuevo salpicadero totalmente nuevo y que no guardaba ninguna relación con el anterior. De hecho, se cambió incluso el diseño de todos los mandos interiores y de los paneles de las puertas. Aprovechando esta esperada novedad, se sustituyó el motor 2.8S por un nuevo y económico 2.5S de 135cv y se introdujeron diversas modificaciones estéticas de menor orden, como unos nuevos espejos retrovisores de diseño más robusto que anulaban las vibraciones que se observaban en los retrovisores exteriores de los modelos anteriores.

En el año 1982 se produce la única actualización estética importante que sufre la primera serie, y que afecta tanto al Senator como al Monza.

En el apartado estético, estos dos coches se benefician de las modificaciones sufridas por el Rekord E unos meses antes, entre las que destacan unos faros delanteros de mayor tamaño, una nueva parrilla y la adopción de unos nuevos paragolpes plásticos pintados en el color de la carrocería y que contaban con una banda negra de protección y un adorno cromado que se repetía también en los laterales de la carrocería a modo de moldura protectora. Todos estos cambios en el frontal, mejoraron la aerodinámica del coche, rebajando su valor en torno a un 10%. En el interior los cambios fueron de menor importancia, ya que realmente el salpicadero era totalmente nuevo (se había introducido el año anterior).

En el apartado mecánico si que se produjeron varios cambios, todos ellos para satisfacer las demandas del mercado, que se sentía cada vez más atraído por las marcas que hoy llamamos premium, que lanzaban vehículos cada vez más económicos con la intención de atraer a los clientes de las gamas altas de marcas generalistas. Fue por esta razón por la que introdujo, por primera vez en un Senator, una motorización de cuatro cilindros, la 2.0S de 110cv, que a los pocos meses de comercializarse aumentó su potencia hasta los 115cv. Este motor de cuatro cilindros nunca estuvo disponible para el cupé Monza.

En 1983 se pone a la venta el primer Opel Senator con motor de gasóleo, el 2.3 TD de cuatro cilindros y 86 caballos, y se ofrece la posibilidad de montar opcionalmente el sistema antibloqueo de frenos, que pasa a ser equipo de serie en los equipamientos CD.

Pero es en 1984 cuando se modifica casi por completo toda la gama de motores de los Senator y Monza. El motor de gasóleo, montado en exclusiva sobre la carrocería de cuatro puertras de los Senator, recibe un aumento de potencia hasta los 95 caballos, que lo sitúa un paso por delante respecto a todos sus competidores.

Entre los motores de gasolina, el viejo motor 2.5S recibe la alimentación por inyección y aumenta su potencia desde los 136cv hasta los 140 caballos; el motor 2.0S de 115cv se sustituye por un 2.2S de igual potencia pero par más alto y lineal. En la parte alta de la gama aparece una nueva variante 3.0E catalizada, con 156 caballos y asociada a un nuevo cambio automático de cuatro velocidades con programación económica o deportiva, seleccionable por un pulsador según las apetencias del conductor.

Mención especial se merece la aparición de una versión deportiva exclusiva de la carrocería cupé Monza, el Opel Monza GSE.

Estéticamente se caracterizaba por ausencia total de cromados y por la posibilidad de equipar llantas de aleación ligera pintadas en negro y el alerón trasero “de cola”. Estaba disponible sólo con el motor 3.0E y equipaba de serie un diferencial de deslizamiento limitado. El interior, todo en tono negro, se reconocía por equipar instrumentación digital y asientos deportivos. Si es interesante comentar que aunque muchos de vosotros no lo recuerden, la instrumentación digital era la misma que llevó más tarde el Kadett GSi.

En 1986, se presenta una nueva generación de Opel Senator, sólo con carrocería de cuatro puertas, lo que hace que el Opel Monza ya conocido, siga comercializándose, pero sólo hasta eliminar el stock de vehículos disponible.

Este nuevo Opel Senator, que es el más me gusta, puede ser considerado como una versión alargada del Opel Omega, que en año anterior había sustituido al Opel Rekord. Esto quiere decir que se mantuvo el motor longitudinal y la propulsión (tracción trasera).

En esta ocasión, y para evitar las críticas de los que habían ligado el fracaso comercial de la generación anterior al uso de motores de cuatro cilindros, todos los motores de gasolina del Opel Senator fueron de seis cilindros. Sólo el diésel 2.3 TD mantuvo la arquitectura de cuatro cilindros en línea y producía 100 ó 90 caballos según llevase o no intercambiador de calor. De todas formas, el Opel Senator de segunda generación con motor de gasóleo se comercializó en muy pocos mercados.

A la vista de estos cambios, entonces lo que se criticó fue el uso de piezas comunes entre el caro Senator y el barato Omega. Puertas, parabrisas y parte anterior del techo eran compartidas por ambos modelos, que lucían ahora una silueta mucho más redondeada y aerodinámica, aunque esto no quiere decir que el nuevo Opel Senator no tuviera su propia personalidad.

En frontal del nuevo Opel Senator se caracterizaba por los faros de doble reflector y por incluir la parrilla delantera en el capó, aunque mordiendo la parte superior del paragolpes, que incluía las luces de niebla y los intermientes. La vista lateral del vehículo denotaba el incremento de longitud respecto al Omega y la trasera estaba presidida por unos grandes grupos ópticos de desarrollo horizonal (vertical en el Omega). Sin embargo, el interior, aún con un diseño distinto, compartía demasiados elementos con su hermano pequeño.

A nivel mecánico, en el momento de su presentación se ofreció un sólo motor 3.0E ya conocido de la anterior generación y que otorgaba 177cv (156cv en las variantes catalizadas) aunque pronto se incorporó el motor 2.5E de 140 caballos y conocido también de la generación anterior. Todos equipaban cuatro frenos de disco y sistema antibloqueo como equipo de serie.

En lo que se refiere al equipamiento, se ofrecieron dos niveles, el básico y el CD, que sobre el básico añadía elementos tan poco vistos hasta la fecha coo la instrumentación digital, la tapicería de cuero, asientos delanteros y traseros térmicos o una llantas multirradios del fabricante BBS, por cierto, bastante feas.

En los años posteriores las modificaciones fueron las mínimas necesarias para mantener el vehículo en el mercado en condiciones atractivas. Sólo en 1990 se modificó su gama de motores, pasando de tres a dos grupos motrices. Como escalón de acceso apareció un nuevo 2.6i con 150 caballos y en la parte alta de la gama se incorporó un nuevo bloque  de tres litros en línea con culata multiválvulas, capaz de ofrecer 204 caballos.

Vendido como Opel y autorizada su distribución en la red oficial de concesionarios, durante un corto periodo de tiempo se ofreció el Opel Senator Irmscher, con un motor de seis cilindros y cuatro litros capaz de ofrecer 272 caballos y lanzar a esta berlina hasta los 250 caballos. Básicamente era un Opel Senator 3.0i 24v que había pasado por las manos del preparador aleman Irmscher, famoso por centrar casi toda su actividad en la transformación de vehículos Opel y que, a día de hoy, es el encargado de los accesorios deportivos de los modelos del fabricante alemán.

Al final, fue en 1994 cuando se decidió de fabricar este coche tan bonito a favor de las versiones más altas y equipadas de la segunda generación del Opel Omega.

Al final y tal como le pasó a la primera serie, fue otra vez el público el que vilipendió a este coche, quizás por su excesivo parecido con un modelo inferior, quizás por la aparición de gamas “baratas” de marcas como Mercedes o BMW. Al final, Opel había dejado el mercado de los coches de lujo para entrar en de las grandes berlinas… y también lo tuvo que dejar.

Pero es que el problema de los grandes Opel es que sencillamente han desaparecido. En 1994 el Opel Senator, más que sustituido, fue desplazado por el Opel Omega. Pero es que el Opel Omega fue también desplazado en el año 2003 por el Opel Vectra.

A día de hoy, y desde 2008, en lo más alto de la gama Opel se sitúa el modelo Insigina, que a pesar de sus 4,83m de longitud, no es más que una berlina media, heredera de Opel Ascona. Esto quiere decir que 35 años, el modelo estrella de Opel ha bajado tres categorías. En 1975 perdió la categoría de lujo; en 1994 perdió la de las grandes berlinas y en 2003 desapareció la última berlina grande de Opel. Cuál va ser el siguiente paso???

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s