Personalidad por los cuatro costados

A principios de los años 80, la gama del fabricante sueco Volvo estaba compuesta por dos series. En la parte baja de la gama, como escalón de acceso, se encontraba la serie 300 que fue la evolución del proyecto Daf 66 realizada sobre el bastidor del Renault 14 y que Volvo hizo suyo cuando compró Daf. Por otro lado, estaba la serie 200, que no fue más que un lavado de cara setentero realizado al Volvo 100 (lanzado en 1966), lo que quiere decir que, a efectos estéticos y ergonómicos, tanto el exterior como el interior del coche estaban totalmente desfasados respecto a la competencia. En el plano mecánico la cosa ya era un poco distinta porque todas las mecánicas de Volvo eran lo suficientemente robustas como para agradar a un público al que las frías cifras de prestaciones puras no importaban en exceso, y es que realmente tampoco los Volvo estaban construidos para el conductor agresivo. El apartado dónde la serie 200 de Volvo estaba a años luz de toda la competencia, sin lugar a discusión, era en todo lo relativo al tema de la seguridad pasiva; en su momento, ningún otra marca de coches fabricaba vehículos más seguros (parece ser que ahora tampoco), lo que permitió adquirir una buena fama a nivel mundial y ser uno de los coches favoritos por las clases altas americanas (así como ser el vehículo europeo que más películas ha protagonizado). Qué quiere decir esto? Pues que el Volvo 200 era un buen producto, pero sólo me gustaba a mi y a cuatro personas más.

En 1982, en sustitución de la serie 200, se lanza al mercado la serie 700, fácilmente reconocible por la personalidad que le otorgaba su carrocería de líneas rectas y luneta trasera casi perpendicular, que gustó mucho en los Estados Unidos pero que en Europa no levantó muchas pasiones. Una vez más, a mi y a cuatro amigos más…

El primer modelo en lanzarse de la serie 700 fue el 760, que rompió con la nomenclatura tradicional de la marca, que era serie-cilindros-puertas, o dicho de otra forma, que se tendría que haber llamado 764. Se llamase como se llamase, este nuevo Volvo salió al mercado con dos motores de seis cilindros; el famoso motor PRV de gasolina con 155 caballos y un turbo diésel de origen Audi con 115 caballos, que prescindía además de ciertos equipamientos para dar lugar a una versión de entrada con un precio más controlado.

En 1984 se ajusta la oferta y se lanza un nuevo motor 2.3T con 180 caballos y sólo cuatro cilindros, y se vincula de forma exclusiva el motor V6 al cambio automático. Aparece también en escena el nuevo Volvo 740, que era prácticamente el mismo coche que el 760, pero con motorizaciones y equipamientos más modestos y, por tanto, más económico. Pero si hay algo que ha marcado este año 1984, y que los seguidores de Volvo no olvidaremos nunca, es que fue el año en que le se lazó la versión familiar de la serie 700. Con los nombres comerciales de Volvo 740 St.W. o 760 St.W. se trata de uno de los vehículos con más personalidad que se haya ofrecido en el mercado europeo. Sé que puedo estar repitiéndome, pero aún 30 años después, este coche me hace girar la cabeza y desear tener uno. En 1985 comenzó la comercialización del Volvo 780 como variante cupé de la serie 700. Diseñado por Bertone, no tuvo mucho éxito y se descatalogó en pocos años. Realmente a mi tampoco me gustaba mucho…

en 1990 se produjo una importante actualización de vehículo, dando lugar a la nueva serie 900. Las formas básicas de la nueva serie eran las mismas de la de la serie 700, con sus características líneas tensas y bordes afilados, ya convertidas en la seña de identidad de la casa.

En el frontal se suavizaron las formas tanto de los faros como de la parrilla y se optó por unos paragolpes sintéticos totalmente integrados. A nivel mecánico, se revisaron todos los grupos motrices y se remodeló la suspensión trasera, con semiejes basculantes para los modelos Station Wagon para permitir mayor capacidad de maletero.

La parte trasera también se sustituyó pero sólo en los modelos de cuatro puertas. Mientras que los Station Wagon mantuvieron casi intacto el diseño de la serie 700, los modelos sedán fueron dotados de un pilar C más tendido y de una trasera más alta que dotaba de más empaque al vehículo a la vez que añadía capacidad de maletero.

La serie 900, además de estrenar motores, estrenó también toda una lista de elementos de seguridad pasiva inéditos en aquellas fechas, como los apoyacabezas activos y los cinturones de seguridad de tres puntos en todas las plazas.

En 1995, los Volvo 960 reciben un desafortunado lavado de cara para acercar su imagen a la de su hermano pequeño, el Volvo 850, lanzado tres años antes y cuya versión Station Wagon se estaba convirtiendo en todo un éxito, entre otras cosas por ser uno de los vehículos familiares mejor resueltos a nivel estético. De esta forma, al Volvo 960 comenzó a lucir un frontal más bajo, a la vez que heredaba de su hermano pequeño nuevos motores de cinco cilindros. Estos cambios, sin embargo, no llegaron al modelo 940, que mantuvo el mismo frontal y un sólo motor cuatro cilindros y 2,3l en versiones atmosféricas y turbo de hasta 165 caballos. En determinados países se mantuvo el modelo 940 Turbo Diésel de origen Audi y en países como Italia, por motivos fiscales, el motor de gasolina era un 2,0l de hasta 115 caballos atmosféricos o 155 para el modelo turboalimentado.

En 1997, con motivo de la nueva política de denominaciones de la marca, el Volvo 960 pasó a denominarse Volvo S90 ó V90, según fuera berlina o familiar, sin que ello significase ninguna novedad mecánica o estética. Tan sólo puedo destacar la aparición de acabado Executive como tope de gama, dotado de una carrocería discretamente alargada y de un equipamiento de lujo para los pasajeros de los asientos traseros. Por su parte, el Volvo 940 redujo su oferta a un único nivel de acabado bastante básico denominado Royal que, ofertado a un precio realmente interesante, permitió al fabricante liquidar todo el stock antes de que fuera definitivamente sustituido por modelos básicos del S70/V70 dotados de motores de cinco cilindros y potencias de 125 a 140 caballos.

Los Volvo S90 y V90 fueron retirados del mercado dos años más tarde, cuando fueron sustuídos por el Volvo S80, el cual inauguró un nuevo lenguaje estético para la marca. Este nuevo modelo perdió la tracción trasera y la tan bonita versión Station Wagon de todos sus antecesores, ya que la marca consideró que con el Volvo V70 se cubrían las necesidades de un gran coche familiar. Razón no le faltaba, pero a mi el primer Volvo S80 nunca me gustó, aún reconociendo que era un gran coche y que fue el primer vehículo de tracción delantera en montar un motor de seis cilindros en línea.


Han tenido que pasar 10 años para que Volvo tuviera otra vez en en su catálogo una gran coche en formato berlina / familiar y que, además, fuera sumamente atractivo. Después de años extraños en la cima de la gama Volvo, con el S70 sustituido por el S60 no muy exitoso, con un V70 como versión familiar de ninguna berlina, y un S80 que a mi no me gustaba nada, por fin en el ejercicio 2006-2007 se lanza al mercado la nueva generación del buque insignia de la marca sueca bajo los nombres de S80, V70 ó XC70, siendo este último la versión más aceptada a nivel mundial. Razones no le faltan al XC70, porque es un coche tan elegante como los S80 o los V70, pero con el plus de practicidad que le da su estética campera y su suspensión sobreelevada.

A día de hoy, esta generación de Volvo grande está llegando al final de su vida comercial y no debería tardar mucho en presentarse su sustituto, del que no hay nada de información, pero del que espero me guste tanto como la actual o como han hecho en su momento las series 700 y 900.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s