Ellas los prefieren suecos (para mi hermana Paloma)

Erase una vez un coche bueno, bonito y barato llamado Volvo C30…

Vamos poco a poco que ya me estoy lanzando!!!

Bonito??? A ver, lo que de dice bonito… pues no!!! En fin, se puede decir que es cuestión de gustos. Si bien la remodelación frontal sufrida en 2009 le sentó muy bien y alejó su imagen de la de sus hermanos “comunes” S40/V50, la trasera siempre me pareció una interpretación elegante del Fiat Stilo, con la gran e importante diferencia de que mientras en el coche italiano no se ven las cosas que hay guardadas en el maletero, el modelo sueco parece mostrarlas al gran público.

Barato??? El Volvo C30 nunca fue un coche barato. Si bien es cierto que venía lo suficientemente equipado y motorizado para no ser un coche excesivamente caro, siempre se mantuvo en unos precios elevados para su segmento. Sólo alguna serie especial puntual, equipada con el motor eDrive de 109cv conseguía rozar a la baja la barrera de los 20.000€, pero claro, gracias a una reducción en el equipamiento de serie que lo dejaba entonces a la altura del Dacia Sandero!!!
Bueno??? En fin… no voy a decir que no me gusten los motores de origen Ford, pero debo reconocer que tampoco despiertan mi admiración, y ese sentido, me parece justo poder decir sin miedo a críticas que la innovación técnica con la que Volvo dotó al C30 fue nula. Los motores eran de coche grande, lo cual no pegaba ni con cola en una estética tan agresiva y particular como tenía el pequeño sueco. Además, la (extraña) política comercial de Volvo con este compacto hacía que la gama cambiase constantemente en lo que a motorizaciones se refiere; aparecían motores que estaban sólo un par de años en el mercado, los motores de cinco cilindros hacían subir mucho el precio de este coche, el cambio automático era anticuado…

En el interior se repetía un poco las mismas incoherencias estéticas o mecanicas. Por un lado, la parte delantera importada directamente de los S40/V50 le daba un aspecto serio, de calidad y, salvo combinaciones poco afortunadas, manteniendo siempre unos colores suaves y coordinados para todo el interior, con unas inserciones en la consola central en tonos bastante neutros que acentuaban en cierta manera el concepto de consola flotante con hueco portaobjetos “escondido” a la vista de todo el mundo. Sin embargo, la parte posterior no tenía nada que ver con la anterior; los Volvo C30 vinieron siempre con dos asientos individuales que limitaba su capacidad a cuatro plazas sin posibilidad de cinco. Lo cierto es que la presentación era impecable y le daba un aspecto visual de comodidad y deportividad, aunque fueran sólo figuradas. El problema venía otra vez desde el maletero; nada impedía que se viese todo lo que había dentro…

Pues bien, a pesar de todo lo dicho, el Volvo C30 fue un coche apreciado en todo mi entorno automovilístico. Desde el primer día que este vehículo se puso en circulación, yo no vi más que defectos por todas partes, no había nada del coche que me gustase. No me parecía que fuera un coche útil, ni práctico, ni bonito… pero aún así, no podía evitar darme la vuelta a mirarlo porque sin duda alguna, era un coche precioso!!!

El caso es que este Volvo nunca obtuvo el beneplácito del gran público y su muerte fue lenta y agonizante, con innumerables cambios, modificaciones,… hasta que en el año 2012 se sustituyó por el Volvo V40, que se parece a su antecesor tanto como un huevo a una castaña.

En el exterior el cambio fue absoluto, pasando de un revival del Volvo 480 a un compacto sumamente elegante con una línea limpia y fluida que conecta de forma natural el frontal con la parte trasera sin rupturas ni interrupciones estéticas. Da la sensación de poder pasar la yema de los dedos desde la parte delantera a la trasera sin encontrarse sorpresas. Sin dudarlo, el trabajo del equipo de diseño de Volvo ha sido increíble al introducir en el mercado una nueva interpretación de la típica carrocería compacta con cinco puertas con una estética fácilmente reconocible como Volvo.

En el interior nos encontramos también con una agradable sorpresa en todo lo que se refiere a calidad y ergonomía. A excepción de los botones del teléfono en aquellos modelos que lo lleven, todo está en su sitio, medianamente ordenado y con una presentación que se puede considerar incluso llamativa, sobre todo en lo que respecta al nuevo cuadro de mandos que, según modelo, puede ser configurable en información y colores según se practique una conducción normal, económica o deportiva. En el lado negativo, debo haceros saber que para tratarse un coche que roza los 4,40m, el espacio en las plazas traseras no es todo lo generoso que cabría esperar, y eso podría frenar a más de un posible comprador, sobre todo si el conductor tiene una altura similar a la mía.

Para los más jóvenes de espíritu se ofrecen las versiones R-Design, con una estética más agresiva (aunque dentro de la prudencia nórdica). Estas versiones “deportivas” se reconocen por unos paragolpes con aspecto más robusto, los retrovisores satinados y unas llantas deportivas de 17″ con un diseño atractivamente ligero y que las hace además muy fáciles de limpiar (que todo es importante). El interior de los R-Desing, siempre en tonos oscuros, repite esta misma discreta deportividad del exterior; se ve que es un interior deportivo, pero no porque esté plagado de estridencias, sino más bien por todo lo contrario; se puede decir que la deportividad en el habitáculo de este coche, más que verse a simple vista, se adivina o se siente en cada detalle, como por ejemplo la “R” azul oscura bordada sobre los asientos negros la discreta inserción de la consola central.

Pero si hay un Volvo V40 que destaque sobre el resto de sus competidores, al menos desde mi punto de vista, es el Cross Country.

Con su estética campera y tracción integral en sus modelos de gasolina, el Volvo V40 Cross Country es uno de esos coches que me hacen girar la cabeza a su paso. De igual manera que ocurre con sus hermanos deportivos R-Design, la belleza del Cross Country reside en los detalles estéticos. El exterior, sobre todo con el color Raw Copper, hace un discreto giño a su hermano mayor el XC 70, sin duda, el Volvo más exitoso de todos los tiempos. Creo que el éxito en el diseño de esta versión campera es que, mientras que otros limitan las transformaciones a piezas plásticas pegadas sobre la carrocería con más o menos fortuna, Volvo decidió diseñar unos nuevos paragolpes y soleras laterales para darle ese aspecto de todo camino tan valorado últimamente. Sin duda, todo un acierto estético que tiene su continuidad en un interior discretamente decorado para hacer su uso y disfrute más agradable. Eso si, debo advertir que algunos de los colores elegidos para sus tapicerías no son del todo acertadas, pero eso, otra vez más, es cuestión de gustos.

En el apartado técnico, el vistoso cuadro de mandos configurable del Volvo V40 nos adelanta las sensaciones que nos pueden aportar las motorizaciones de gasolina de hasta 254 caballos o de gasóleo de hasta 177 caballos. Los cambios, todos de seis velocidades, pueden ser manuales, de doble embrague o por convertidor de par (según motor). A pesar de estas cifras, el coche se muestra sumamente económico, así, el Volvo V40 D2, con motor de gasóleo de 115 caballos, homologa un consumo medio de 3,7 litros cada 100km y unas emisiones de sólo 97 gramos de CO2 por kilómetro, lo cual no está nada mal. Incluso el modelo más potente, con motor de gasolina de 254 caballos y cambio automático, homologa un consumo medio inferior a los ocho litros cada cien kilómetros.

En el apartado de la seguridad, el Volvo V40 ha sido recientemente galardonado por ser actualmente el coche más seguro del mercado; es el vehículo que mejor protege a sus ocupantes… y a las personas que atropella gracias a su inédito airbag instalado en el capó activo. Pero a parte de este airbag, y de una estructura estudiadamente rígida que le dan una seguridad pasiva nunca vista antes en el mundo de la automoción, el Volvo V40 dispone (de serie u opcionalmente) de toda una serie de elementos de seguridad activa capaces de controlar el funcionamiento del coche de forma autónoma y, porqué no decirlo, hacer más agradable y tranquilo el uso del coche tanto en ciudad como en carretera abierta.

En este sentido, el Volvo V40 puede estar equipado con el frenado de emergencia para ciudad, con el control de velocidad que mantiene la distancia con el vehículo precedente, luces largas activas, advertencia de cambio de carril involuntario, sensor de ángulo muerto en los retrovisores, reconocimiento de señales de velocidad máxima y prohibición de adelantar… Incluso lleva un sensor de alerta de tráfico cruzado muy útil cuando se sale de un aparcamiento con muy poca visibilidad. Pero todo esto no quiere decir que el V40 sea un tanque en la carretera, porque este nuevo Volvo puede llevar navegador integrado, distintos equipos de sonido, dirección asistida regulable, o incluso un cómodo sistema que refresca y limpia  de polvo el habitáculo en cuanto se abre con el mando a distancia, que por cierto, siempre que estemos a menos de un kilómetro del coche, nos indicará si el coche está abierto, cerrado o si ha saltado la alarma.

Claro que no todo es maravilloso, porque aunque haya un Volvo V40 desde 23.590€, a mi me gusta el Cross Country T4, con acabado Summum, con varios paquetes opcionales, en color Azul Caspio, tapicería Expresso… Que al final me he quedado en 45.000€!!! Menos mal que habrá gente con más cabeza que yo, a los que les valdrá en Momentum D2 con cambio automático de doble embrague y faros de xenon por menos de 30.000€ en un simpático color cobre. No tendrá todo el equipamiento de seguridad que he descrito anteriormente, pero se lleva todo un cochazo!!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s