La feria de las vanidades

En esta ocasión, creo que mejor que hablar del salón del automóvil, sería más correcto hablar de salón comedor con cocina americana! No me ha gustado  en absoluto ni la escasa presencia de expositores, ni el aspecto pobretón de la entrada, ni la forma de rellenar los espacios vacíos…

A pesar de todo lo leído sobre las ausencias de grandes marcas, lo primero que me llamó la atención nada más pagar los doce eurazos de la entrada y encaminarme por la avenida de la Reina María Cristina es que faltaba medio salón. En ocasiones anteriores, esta avenida ya estaba llena de expositores y de gente, pero en esta edición 2013 se veía medio vacía. Creo que basta comentar que la avenida de Rius i Taulet no estaba cortada; creo que con eso queda dicho todo. Pues si a las noticias leídas en distintos medios de comunicación, le sumamos esta suma de percepciones negativas que tuve tan pronto entré en el recinto es lógico que penséis que tenía la mosca detrás de la oreja… aunque casi la haya tenido que empeñar para comprar la entrada!!!

Como todos los que me conocéis y/o seguís este blog ya sabréis, no me gusta ni perder el tiempo ni que me lo hagan perder, así que rápidamente me hice un recorrido mental para obtener el mayor número de información en el menor tiempo posible, que es lo que paso a contar poco a poco…

Lo primero que vi nada más entrar en el recinto es que en entre los pabellones había dos fabricantes que tenían su única representación en la misma zona de pruebas; tanto Dacia como Peugeot limitaron su presencia en la feria a una serie de coches matriculados listos para ser probados, pero con matices. Mientras Dacia tenía representación de toda su gama, Peugeot sólo mostraba el nuevo Peugeot 2008 (no había ningún otro modelo), así que como aún no lo había nunca visto al natural, me acerqué para tener la primera decepción de la tarde.

El Peugeot 2008 no es feo… pero tampoco es un coche bonito o proporcionado. Como pasa con los Peugeot de los últimos diez años, me gustan como empiezan, pero no cómo acaban. El frontal del vehículo, y salvando el detalle tonto del mordiente en las ópticas, es diferente, personal y no excesivamente cargado. El desarrollo lateral del vehículo es también bastante simple y homogéneo y muestra una cierta continuidad estética entre el frontal y la parte trasera aunque el escalón en el techo, al más puro estilo Land Rover Discovery le aporta un poquito de gracia, la misma que le quita el detalle de la ventanilla delantera partida. Sin embargo la trasera es fea, sin ningún tipo de relación o de continuidad del lenguaje estético usado en el resto del coche. Por ejemplo, la plaza de matrícula trasera tan alta deja una parte baja tan maciza que mezcla (o confunde) robustez con pesadez visual. A su favor, he de decir que es un coche que al natural gana bastante más que en foto… Lástima que la señorita que se acercó a mi sólo quisiera demostrar todo lo que se puede aprender sobre el coche en un curso rápido impartido el día antes de abrir el salón. Eso si… a pesar de las críticas que se recibieron en los últimos salones del sector, tanto en China como en Suiza, y a pesar de las temperaturas invernales y los casi 30 litros de agua por metro cuadrado recogidos en Barcelona, la presencia de esta manada de chicas rozando  la desnudez, mi percepción sobre la presencia de Peugeot en esta feria ha sido lamentable. Y el resto de modelos de la marca francesa??? Sencillamente no estaban, así que mi interés en conocer de cerca el Peugeot 508 RXH se desvaneció totalmente. Otro punto negativo para Peugeot era su ubicación al lado del stand donde por cuatro duros cualquiera puede machacar el acelerador de un Ferrari mientras su séquito de amigos le anima para que siga haciéndose notar… 

Me encamino hacia el pabellón 8 y decido entrar por la parte superior, pero… qué ha pasado aquí??? dónde esta la gente??? Hay una chica muy mona con un mostrador y algo de información sobre el reciclaje del aceite o de los neumáticos (no lo recuerdo bien) y en frente otro mini mostrador sobre una revista que me suena de oídas, pero no de haberla leído en mi vida!!!. Menos mal que en la parte central del pabellón ya había algún coche…

Lo primero que veo es el pabellón de dónde se encuentra Aston Martin, Bentley o Maserati totalmente precintado y aportando la falsa imagen de glamour con la que nos tienen acostumbrados en esta feria. Una oficina muy bonita, pero con los vehículos aparcados en plan centro comercial. Reconozco que en este salón hay casi un 90% de visitas que lo que buscan es tocarlo todo, pero tampoco me parece correcto blindar un recinto. Creo que hay infinitas soluciones intermedias para no ofrecer esa imagen de “tú aquí no entras”. Pero lo más simpático fue que incluso las azafatas se creían las diosas del bien y el mal… qué penita!!! Se ve que para obtener cualquier tipo de información tenía que ir vestido de traje, aunque éste fuera de poliéster.

La siguiente decepción (y la primera realmente dolorosa) fue el stand de Lancia; cinco Lancia nuevos y un Lancia Delta de primera generación totalmente deslucidos por la mala instalación y una peor iluminación. El Lancia Thema y el Lancia Voyager de absoluto relleno y escondidos a ambos lados de la oficina mientras que las novedesdes como el Lancia Delta S by MomoDesign y el Lancia Ypsilon EcoChic alimentado por  gas licuado de petróleo se mostraban  sin más. Después de ver que no había ninguna unidad del nuevo Grand Cherokee me interesé por el Lancia Ypsilon EcoChic… Vale, no sé si es que llegué en mal momento o mi indumentaria no era la correcta, pero ni el trato recibido por el asesor no me pareció correcto ni su interés en explicarme el funcionamiento del motor GLP me pareció el adecuado, así que recurrí a la pregunta incómoda… “Lo hay con cambio automático???” No??? pues nada… hasta luego!!! Bufff, Nunca saber de antemano la respuesta a una pregunta me ha sido tan útil…

Llegados a este punto siempre me viene a la cabeza una pequeña meditación que me hago frecuentemente y para la cual aún nunca he encontrado respuesta. Cómo puede ser que yo lleve tantos años y años queriendo trabajar en el mundo del motor, ya sea a nivel de concesionario, de marcas o de prensa, sin haber tenido suerte en los últimos años, y sin embargo me vaya encontrado con gente sin ningún tipo de preparación, ni de conocimientos, ni de predisposición, ni de pasión, ni de interés, ni de tantas cosas que yo si podría aportar. En fin, serán cosas de la vida, o será que yo nací para la contabilidad, así que con un poco de pena sigo mi visita.

En este pabellón 8 también se podían ver algunos de los coches que han ganado el premio de Coche del Año en Europa. Esta pequeña muestra, aplaudida y excesivamente publicitada tanto desde la organización como desde las empresas patrocinadoras, no debe ser interpretada más que como una forma un tanto especial de rellenar los espacios y los huecos que han dejado las ausencias de importantes expositores que este año han decidido no concurrir en este evento.

Aún estando feo que lo diga, mis conocimientos sobre el mundo del automóvil y mis pocas ganas de perder el tiempo me han permitido ir directamente a lo que quería ver, así que he buscado varios vehículos en los que tenía interés, como puede ser el Fiat 127, el Fiat 124 o el siempre elegante Rover SD1. Eso sí, fui, vi… y marché!!! Nunca había visto una exposición hecha con tan poca gana, con tan mala iluminación, y tan anárquica. No voy a decir que los coches estuvieran en mal estado, pero tampoco estaban para hacer fiesta con ellos. Lo que me llamó la atención fue la iluminación tan mala que tenían los coches que de verdad habían sido importantes, y el dichoso y lamentable folio en los limpias. Es que no se podía haber hecho una ficha con los datos del coche con una presentación más o menos decente??? A ver, no pido veracidad, ni que eliminen la cantidad de tonterías (y mentiras) que se podían leer, pero por favor, lo del folio en los limpias es más propio de un compra-venta de carretera que de una exposición tan publicitada a bombo y platillo. No pretendo ser más ácido de lo que de forma habitual y natural ya soy, pero reconozco que hay supermercados que etiquetan con más gracia sus productos.

Sigo caminando y descubro una nueva decepción cuando veo que la parte inferior del pabellón 8 está también cerrada… No sé, pero puedo afirmar que  al final lo que había eran cuatro coches y mal colocados. Así que paso al pabellón 1 corriendo y con cara de pocos amigos para que las chicas del RACC no me aborden, porque de veras que no hay quien se las quite de encima…

Paso al pabellón 1 y después de ver la gran oferta disponible para mis ojos, me doy cuenta de que en media hora dejo el pabellón listo. Empiezo por la otra mitad de la exposición de Coches del Año en Europa y decido ir directo al grano, así que voy a los stand de Volvo y de Jaguar, que además estaban uno en frente del otro.

Fui primero al stand de Volvo y, sorpresa sorpresa, todos los modelos expuestos en los que me fijé eran de de gasóleo!!! Qué pasa? es que aún hay quién se cree que el Volvo XC 90 D5 AWD gasta 8,1 l/100km??? En fin, yo voy a lo mío y me encamino directamente hacia el Volvo V60, expuesto en esta ocasión en un color Power Blue realmente interesante y mucho más atractivo en directo que en fotos. Lo cierto que el puesto de conducción es impresionantes, bien hecho y parece bastante correcto desde el punto de vista de la ergonomía y la calidad. Además, el nuevo cuadro de mandos resulta espectacular (con el coche apagado, claro, jeje). La sorpresa desagradable me la llevé al pasar a la parte posterior. Dónde está el espacio??? Dónde se meten las piernas??? El comercial sólo acertó a decir que la culpa era mía por haber puesto el asiento del conductor tan retrasado. Me llama la atención el poco tacto que pueden llegar a tener ciertos comerciales que aún no son capaces de tener en cuenta que mi altura (1’87m) está dentro de los parámetros de la más absoluta normalidad hoy en día. Qué decepción con el Volvo V60!!! No voy a decir que me fueran a saltar las lágrimas, pero esperaba algo más… (por lo menos, espacio).

Cuando ya lo daba todo por perdido (los 12 euros, el tiempo, la paciencia…) y el hambre empezaba a apretar, fui al stand de Jaguar y aunque nuevamente el hecho de no ir trajeado parece que pone las cosas un poco difíciles al principio, creo que al final fue el mejor stand del salón del automóvil con diferencia. Por desgracia, había expuesto un F-Type que parece que atraía moscones, pero yo seguí mi política de ir directo al grano.

Nunca entenderé porqué, soltero y sin hijos, tengo tanta atracción por las carrocerías familiares; lo he intentado razonar muchas veces, pero nunca he llegado a ninguna conclusión razonable, y el ver en directo el nuevo Jaguar XF SportBrake tampoco me ayuda mucho. Es impresionante se mire por donde se mire y, en relación a la carrocería berlina, añade unos centímetros extras para las cabezas de los pasajeros de los asientos traseros y quita también unos años al conductor. Sólo hace falta que introduzcan al menos una versión con motor de gasolina y ya sería el coche perfecto… El comercial, muy simpático aunque con algunos detallitos que se podía haber ahorrado.

Cuál es el problema del Jaguar XF SportBrake??? Pues que Jaguar tiene a la venta una edición especial sobre la carrocería berlina que cuesta (con algo de trampa) 36.900€, que fue el modelo que probé, con ciertas reticencias iniciales en lo que respecta a su motorización diésel de 200 caballos y a que, como norma general, los acompañantes en estas pruebas suelen ser unos “quemadillos”.

Empecé la prueba y mientras me dirigía muy despacio hacia la salida, el cambio automático ZF de ocho velocidades ya me comenzó a gustar.  En combinación con este motor de gasóleo tiene un funcionamiento mucho más suave y progresivo que en el XJ 5.0 SC de 470cv (ambos comparten el mismo cambio). Además, en esta ocasión, el acompañante me pareció una persona sumamente prudente, nada intrusiva en la conducción y que por lo menos, sabía distinguir un coche de una sartén. De veras que si me acordase de su nombre lo pondría porque me ha parecido una tipo muy correcto y que sabía en todo momento de qué hablaba. Incluso cuando formulé la típica pregunta “incómoda”, en vez de mentir, me dijo claramente que lo miraría aunque fuera por curiosidad. La prueba transcurrió por la montaña de Montjuïc y fue en todo momento tranquila. Gracias a Dios, el acompañante en ningún momento me soltó eso de “pisa, pisa, ya verás como sale“, lo cual se agradece un montón.

Siendo objetivos, este Jaguar no tiene nada que ver con el resto de Jaguar con seis, ocho o doce cilindros de gasolina que han pasado por mis manos, pero me dejó mucho mejor sabor de boca que el S-Type 2.7D. Es el primer Jaguar con motor de cuatro cilindros que pasaba por mis manos, y el segundo con motor de gasóleo, pero me gustó mucho. El coche que está encaminado para una conducción suave pero aún así responde rápido. Circulando un poquito cuesta arriba y con el cambio en posición D (modo normal) se percibe un ligerísimo retraso en la aceleración, pero a ver, seamos francos, es un coche de gasóleo con casi dos toneladas de peso, con cambio por convertidor de par y la aceleración la comencé con el motor a poco más de 1.500 rpm, así que se puede decir que “prueba superada” tanto para el coche, como para el primer acompañante de la historia que me ha demostrado que aún hay profesionales del motor. De veras, que me dio envidia su trabajo. (Qué habrá que hacer para tener un trabajo así???).

Una vez visto todo lo que me interesaba, con un tiempo de perros, decidí dar por cerrada mi visita al salón del automóvil. Mientras caminaba para casa comparando todo lo leído sobre el evento con lo realmente vivido, con ediciones anteriores o simplemente, con pequeñas ideas de cómo me hubiera gustado que fuera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s