Nuevo o usado???

Los coches de segunda mano siempre fueron una alternativa intersante a la hora de inviertir en cuatro ruedas, sobre todo a la hora de comprar un coche económico, aunque también es una buena forma de acceder a un coche de cierto prestigio que de otra forma, no podríamos permitirnos. También se da el caso de que nos podamos interesar por ciertos vehículos llamados “kilómetro Cero” que muchos concesionarios ponen a disposición del cliente y que en la mayor parte de los casos se corresponden con vehículos automatrículados para cumplir con los objetivos de ventas. Sobra decir que con la situación económica actual y las bajas ventas de automóviles, casi todas las marcas disponen de un buen surtido de vehículos de estas características.

En muchas ocasiones he oído a gente decir que el día que compre un coche buscará un “kilómetro cero” por el ahorro que ello supone… pues bien, no voy a quitar la ilusión a nadie explicando todo lo que he visto en los cinco años que trabajado en el mundo de la automoción, ni tampoco voy a hacer un estudio detallado entre lo que es un coche usado, seminuevo o kilómetro cero, porque las barreras que lo separan son tan sutiles que en ocasiones, cegados por la ilusión, la gente no quiere escuchar, pero si es cierto que todos sabemos que no es oro todo lo que reluce. Así, cuando se van a comprar un coche NO nuevo (sea cual sea su antigüedad), lo primero que hay que hacer es no dejarse engañar por el comercial, ni por la ilusión que pueda hacer llevarse a casa el coche “deseado” en dos días, sino que a diferencia de lo que sucede con los coches SI nuevos,  El caso es que este fin de semana se celebró en Barcelona el salón del automóvil de ocasión y, como no podía ser de otra forma, y porque tenía una entrada, que todo hay que decirlo… he sentido la irremediable necesidad de acercarme a soñar… Cierto es que el mundo de la segunda mano nunca me ha gustado, y salvo casos excepcionales, no se lo recomiendo a nadie, pero bueno, por ir a echar un ojo no iba a pasarme nada, y teniendo en cuenta el saldo de mi cuenta bancaria, tampoco iba a meterme en muchos líos.

Lo primero que no me ha gustado es que en esta ocasión, el salón se celebraba en dos pabellones y había que comprar dos entradas, pero bueno, con entrada gratuita, tampoco era un problema muy serio…

En el primer pabellón, ocupado en más de la mitad por Mercedes y por el grupo Volkswagen pude ver lo que me esperaba… coches de gasóleo por todas partes, y algún kilómetro cero interesante. Así por ejemplo había varios Mercedes B180 CDI por menos de 24.000€, pero claro, no podían faltar los Smart Fortwo por 9.000€, algo que me pareció un robo a mano armada. Había también algún Mercedes C220 CDI por 35.000€ con bastante equipamiento extra que se podían catalogar como “jugosos”… Respecto al grupo Volkswagen, siento decirlo, no había nada que se mereciera el adjetivo de interesante. Quizás un Seat Exeo ST con bastante equipamiento extra por 24.000€, pero tampoco era como para tirar voladores.

En el segundo pabellón ya perdí un poco más de tiempo porque me enamoré de dos unidades que había expuestas, un BMW 320d y un Jaguar XF Luxury D4. El caso es que pedí información por ambos y estuve un rato viéndolos. El primero, el Jaguar, con un precio de 39.000€ y menos de 10.000km era impresionante. Gris acero, con interior completo en piel negra y alguno extras que elevan su precio nuevo a más de 50.000€. Sencillamente impresionante.

Otro modelo que me gustó mucho fue un BMW 320d en color azul por 33.200€. Si es cierto que tenía algún extra, como el navegador o los faros de descarga, pero bueno, se veía de lejos que era un modelo bastante básico. Estuve viendo el coche y aunque el comercial lo adornó todo con mucha palabrería, al final, lo que tenían expuesto era un modelo básico a más no poder con el paquede Essential Edition. Aún así, el coche me gustó mucho, quizás porque de las marcas alemanas, sea BMW la que más me guste. El caso es que el comercial, muy amablemente, me atendió un buen rato y me enseñó el coche, el funcionamiento del navegador, el funcionamiento del selector del cambio automático… la verdad que un 10 para el comercial.

En fin, que llegué a casa dándole vueltas a los dos coches y me puse a mirar en internet; después de un par de horas buscando como un loco, “casualmente” encontré los dos coches ofertados en la feria. Primero “encontré” el Jaguar y de veras, que quedé impresionado del rebajón que tenía por motivo de la feria. Luego encontré el BMW, y mi percepción sobre su precio ya cambió un poco; el BMW, que tenía un precio de 33.200€… y con motivo de la feria estaba en 33.200€ ¿¿¿???. Dónde están las ventajas excepcionales de comprar un coche en el salón del automóvil de ocasión???

Esto me da lugar sólo a tres meditaciones…

1.- Una vez más, y tal como he dicho, salvo en contadas excepciones, viva el coche nuevo, donde tengo claro lo que cuesta, sé que no se ha usado y tengo la posibilidad de elegir color y equipamiento.

2.- Porqué, una y otra vez, se engaña tanto al cliente???

3.- Porqué determinadas marcas no necesitan hacer descuentos para seguir vendiendo???
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s