El cambio del cambio.

Qué es el pedal de embrague? Pues esta claro, es el pedal de la izquierda, el que tantos quebraderos de cabeza da a todos los españoles, el que peor se usa, el que es capaz de convertir una salida de semáforo en un espectáculo de payasos o un bucólico viaje por una carretera de montaña en una prueba de fuego para nuestros sufridos estómagos… sin embargo, los españolitos siguen comprando coches con este pedal… No lo entiendo; es algo así como Tele5, que a nadie le gusta pero es la que más audiencia tiene.

En mi caso, y en los años que llevo conduciendo, han pasado por mis manos vehículos que van desde los 2’50 hasta los 6’09m, con potencias entre los 45 y los 542cv y cilindradas que varían desde los 599 hasta los 6.749 centímetros cúbicos. En cuanto a tipologías, puedo presumir de haber conducido vehículos de 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 12 cilindros, en línea, en boxer, en V, atmosféricos, con turbo sencillo, con compresor, con tracción delantera, trasera, total, turismos, todo terrenos, industriales… y por desgracia para mi, todos me han gustado; desde el Fiat Seiciento Suite para ir de Laviana a El Entrego hasta el más exótico Jaguar XJ220 para pasearme por la autopista Y, doblemente exótico si reconozco que de aquella aún no tenía ni el carné de conducir. Comentar que este exotismo desaparecerá cuando en unas semanas me pueda poner al volante de un Bugatti Veyron, pero eso será otro cantar, y cuando logre reponerme, seguro que lo contaré!!!

Respecto a los tipos de cambio, puedo decir lo mismo, ya que me he puesto al volante de vehículos con cambio manual, manual con “overdrive” eléctrico, automático por convertidor de par, por embrague pilotado, de doble embrague y por variador… vamos que con los coches me pasa como con los dulces, que ya he probado todos los sabores y colores.

Pues esta variedad y abanico de posibilidades que a lo largo de mi vida se ha abierto ante mis ojos, y pie izquierdo, es que la que hecho ya hace años que me pasara al cambio automático, y lo cierto es que no tengo ningún interés en volver al cambio manual. Por mucho que haya evolucionado este selector de velocidad inventado ya por Leonardo Da Vinci en el siglo XVI, creo que ya ha echo todo lo que tenía que hacer, y que no el futuro, sino el presente, es ya el automatismo en los cambios, y con todos mis respetos, no puedo entender los motivos que impulsan a comprar un coche con cambio manual a excepción de la categoría eminentemente urbana, y siempre que el aspecto económico sea prioritario; cualquier otra razón, carece de fundamento y sólo es una forma de intentar autoconvercernos de nuestra ignorancia, aunque en ocasiones la disfracemos de conocimiento, experiencia y gusto.

A día de hoy, en el mercado español  hay infinidad de cambios automatizados, y en su mayoría admiten el uso manual por parte del conductor. Sólo es una pena que en muy pocos vehículos se puede elegir más de tipo de cambio automatizado, así, por ejemplo, vehículos como el Lancia Delta ofrecen la posibilidad de elegir el cambio pilotado para el motor 1.6 M-Jet o el cambio por convertidor de par para el 1.8Di Turbo. De todas formas, creo que esto tampoco es un inconveniente a la hora de decantarse por un coche o por otro, ya que el 99% de los compradores de un vehículo automatizado desconocen las diferencias entre los distintos tipos.

Es también muy típico oír a la gente “sabía y experimentada” que sabe hablar de todo expresar sus opiniones, otra vez carentes de sentido y lógica. .. señores usuarios; conducir un coche automático no es aparcar un día el Mercedazos de tu primo rico, ni mucho menos ver en YouTube los vídeos de algún quemadillo!!! Conducir un coche automático es hacer un miniviaje de al menos 25 metros, para poder expresar una opinión que tenga algún tipo de fundamento. Por otro lado, debo recordar que en los coches automáticos, y a excepción del propio cambio, se conduce igual que uno con cambio manual; todo lo demás es igual; intermitentes, radio, luces… todo, todo, todo es igual. Quizás por esto las ventas de estos tipos de cambio estén empezando a despegar, y por eso la mayor parte de compradores no deseen volver al cambio manual ni locos.

Lógicamente no todos los cambios automáticos son la panacea, y debo reconocer mi sorpresa al descubrir que el cambio DSG del grupo VAG es el único cambio que cuesta abajo, no sólo no reduce sino que engrana una marcha superior. Tampoco era agradable la excesiva lentitud del cambio del Smart ForTwo a la hora de subir marchas (pero no de reducir, qué curioso), pero no sé porqué, al Smart le había cogido mucho cariño y se lo perdonaba… El cambio, el DSG como era coche de empresa, parece que me tenía más tirria, jeje!!! En este momento de críticas, me parece oportuno criticar también la caja 7G-Tronic de Mercedes, que no sólo dio unos problemas de fiabilidad enormes, sino que vendían como secuencial lo que en realidad no era más que el bloqueador de marcha superior…

Es justo reconocer que las cosas han cambiado mucho, y gracias a Dios, desde el Chrysler 180 Automático, las cosas han cambiado mucho, y hemos pasado de unos grupos que hacían unos cambios inexplicables, incómodos e inoportunos a otros que, como sucede con el cambio ZF que equipan los Jaguar y los BMW, da la sensación de que leen la carretera e incluso la mente del conductor.

Sin embargo, el gran cambio del cambio, desde mi punto de vista, se produjo en 1991, cuando Jaguar presentó la última evolución del XJ40, sustituyendo los motores 2.9/3.6l por los 3.2/4.0l, y homologando por primera vez en la historia de la automoción un consumo inferior en los equipados con cambio automático. También Jaguar fue, con las series XJ Gold y Sovereign la primera marca en ofrecer el cambio automático al mismo precio que el manual, algo que mantuvo hasta que en 1995 sustituyó los XJ40 por los X300, que pasaron a ofrecerse de forma exclusiva con cambios automáticos.

Me llama la atención como, en los últimos años, en muchas revistas especializadas ponen como punto negativo que un vehículo no ofrezca cambio automático, pero bueno, los contenidos de las revistas del motor en España sería también objeto de otro análisis, porque la verdad, que no sé si por interés, o por amiguismo, muchas de ellas dan pena.

En definitiva, si habéis leído hasta aquí me gustaría saber cuál es vuestra opinión o experiencia al respecto, ya que en ocasiones, puedo estar equivocado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s